Para el periodista Bilotta, Nicolini no se presenta para ganar sino para instalar su imagen

Para el periodista Bilotta, Nicolini no se presenta para ganar sino para instalar su imagen

En su paso por Tandil, el periodista Daniel Bilotta realizó un abarcado análisis sobre la situación política en el país y en la ciudad, respecto a lo que consideró que Marcos Nicolini no se presenta para ganar sino para imponer una imagen. En cuanto a Cristina, señaló que está en una situación de debilidad y por eso delegó el poder en Alberto Fernández.

En su paso por Tandil, el periodista y analista político Daniel Bilotta dialogó con El Eco Multimedios sobre diferentes aspectos de la esfera política nacional y local, como la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner de candidata  a vicepresidenta y la postulación de Marcos Nicolini como intendente de la ciudad.

En primera instancia, señaló que “es difícil opinar sobre lo que va a venir” a nivel nacional porque “ha cambiado muchísimo el escenario”. Por lo pronto, reconoció que la formula encabezada por Alberto Fernández como presidente y Cristina como vice “está consiguiendo la adhesión de gobernantes peronistas”.

En ese aspecto, destacó la situación de Tierra del Fuego: “Yo creo que (Rosana) Bertone, más allá de que no tiene una mala relación con Cambiemos, intentará ser uno de los primeros que dé uno de los beneplácitos por la fórmula y entonces, si gana, hacer valer esa condición para conseguir otra relación en términos financieros para su provincia”.

Fórmula definida y Massa disputará las PASO ante Cristina

Respecto a la incertidumbre si será una alianza provisoria o definitiva, Bilotta expresó que desde un primer momento le pareció “una fórmula en cancha”. No obstante, apuntó que ahora se ha abierto una negociación hacia otro escenario.

Al respecto, remarcó que Massa no descarta una PASO con la expresidenta y que dice “cada vez soy más candidato presidencial”, dejando de lado así la candidatura a gobernador con la que venía insistiendo Juan Schiaretti, líder del Peronismo Federal.

“Massa trata de hacer valer que es el único bonaerense del Peronismo Federal. Si hay una debilidad que tiene el peronismo bonaerense es que no tiene inserción en la provincia de Buenos Aires. De todas formas, él no tiene a favor las encuestas, está muy bajo; está en crisis. Y además, el grueso de sus dirigentes quiere pasarse con Cristina, no por convicción ideológica, sino que todos necesitan renovar bancas.  Entonces, necesitan una salida competitiva  y una garantía que no saben si Alternativa Federal les va a dar”, describió el analista.

Conjuntamente, se preguntó si Massa podría vencer a Cristina y se respondió que eso dependerá del compromiso de muchos gobernadores.

El dato fundante de la candidatura fue la rectificación de la Corte

Evaluó Bilotta que lo que busca Fernández es satisfacer las necesidades o ponerse en cuadro con una situación internacional muy compleja en América Latina a partir de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China. “No se olviden que tenemos una situación muy compleja en Venezuela donde el problema a resolver es China”, expresó y agregó que “la sensación que uno tiene de afuera es que Estados Unidos y Rusia llegaron a un grado de entendimiento respecto al reparto del mundo. Pero aparece una tercera potencia emergente, China, que los preocupa a los dos y ellos no están dispuestos a cederle lugares”.

Siguiendo con lo expuesto, reveló que Venezuela es una balanza muy importante para el gobierno de Cambiemos y manifestó: “Para mí, el dato fundante de la candidatura de Alberto Fernández es la rectificación de la Corte. Acuérdense que el martes se pidió el expediente y el jueves se rectificó”.

Entonces, dilucidó que el miércoles Cristina ya sabía que el fallo iba a ser rectificado, o que por lo menos la Corte no iba a demorar el juicio, y decidió hacerle la propuesta a Fernández. “Me parece que ahí, puesta en el banquillo, eligió transferir a Alberto la responsabilidad de la candidatura”, detalló. Asimismo, valoró que Cristina Fernández de Kirchner “está en una posición de debilidad” y por tal motivo delega.

Fernández no es un buen candidato

“¿Qué pensamos todos en general? Que no es un buen candidato”, aseveró y explicó que se debe a que principalmente no tiene una buena relación con los gobernadores pese a que hayan adherido a la candidatura.

“Alberto fue elegido por el voto ciudadano una sola vez en su vida como legislador porteño. En términos de poder territorial, hasta hoy que es candidato, era alguien menor a ellos en la candidatura. Porque un gobernador dice ‘¿Por qué yo tengo que hablar con alguien que es exfuncionario?’. Otra cosa es cuando sos el jefe de Gabinete y negocias partidas, presupuestos, y demás. Pero hoy Fernández era un operador político y judicial. O sea un gerente de la política, pero no un dirigente”, exclamó.

En torno a lo manifestado, añadió que el peronismo bonaerense aún está procesando lo ocurrido y que el martes en Cañuelas Insaurralde reunirá  a 50 intendentes con la intención de que la candidatura a gobernador de la provincia quede en manos de un intendente.

Un fenómeno a atender es el de Axel Kicillof. Gente relacionada al sector agropecuario comenzó a inquietarse por el éxito que está teniendo en sus recorridos por el interior, juntando profesionales y sectores no peronistas. “Yo cuando charlé con él me llevé la impresión de alguien intelectualmente honesto. Uno sabe que lo que piensa es eso; es bastante transparente”, declaró.

Empero sentenció que los intendentes no lo quieren por dos motivos: en primer lugar, porque es un cuerpo ajeno al peronismo bonaerense; y en segundo, porque cumplió un rol importante en la transición entre Néstor y Cristina cuando él falleció: “Axel fue el encargado de vaciar de poder a todos los funcionarios para Cristina”.

Entonces, el interrogante que se planteó el periodista y analista político fue si será posible que con Kicillof como gobernador se trate de vaciar a los intendentes de poder.

“Si Alberto consigue imponer el acuerdo que creo que ya tiene con Cristina, que es que la provincia de Buenos Aires es para el kirchnerismo más puro, la formula sería Kicillof-Magario, la intendente de La Matanza”, analizó Bilotta. En tanto, sostuvo que “si Insaurralde consigue meter presión y torcer lo que parece una decisión, yo creo que va a ser por aclamación pedido por un grupo de intendentes  peronistas de la provincia”.

Lavagna, el perjudicado

Según el análisis de Bilotta, el principal afectado por la alianza Fernández-Fernández es Roberto Lavagna, quien “perdió mucho terreno”.

“Es muy probable que con todo esto que pasó, el Peronismo Federal no tenga PASO; que tengan que definir las candidaturas por consenso. Pero pierde gravitación Lavagna”, contó.

Otro dato a tener en cuenta que se desprende de su análisis es que Lavagna le quita más votos a Macri que a Cristina. En ese aspecto, reveló que “el voto de él es un moderado, centro, de gente mayor de edad. Lavagna no tiene injerencia en el voto juvenil. Es alguien que es desconocido para las nuevas generaciones”.

Con un Peronismo Federal fortalecido, frente a una Cristina radicalizada, Lavagna cobraba un sentido. Pero en este escenario “retrocede, por los hechos, sin hacer nada, muchos casilleros”.

El kirchnerismo siente que no está ganando en la Provincia

Le resultó extraño y curioso a Bilotta que el kirchnerismo reemplazara al Círculo Rojo en pedir que Vidal sea la presidenta. Al respecto, declaró que “creen que no están ganando en la Provincia, aún con Axel Kicillof”. Por ende, consideró que lo que pretenden es tener una competencia “más suave” a nivel provincial.

En cuanto a Macri, dijo que es “inamovible” su candidatura pero que depende mucho de algunos fenómenos que se están viviendo. En ese sentido, explicó que necesita llegar a julio con una inflación de un punto o menos. Hay que tener en cuenta que hoy es de tres y medio, pero que prevén una disminución y que a fines de mayo se encuentre por debajo de los tres. “Tal vez con ese escenario que no es de crecimiento, salga favorecido Macri”, apreció.

De cualquier manera, el escenario está abierto y ninguno de los dos que compiten (Cristina como vice y Macri sin saber quién es su vice) tienen la victoria asegurada.

“Hay que poner dos cosas en la balanza: el Gobierno tiene una cuota de responsabilidad importante en el manejo de la economía, ahí no le fue bien a Macri, aunque es cierto que lo que recibió hacía difícil que las cosas le fueran bien. Pero me permito recordar que antes de la crisis, en 2017, Cambiemos redujo la pobreza, el país creció y se creó empleo. Casi parecía que el peronismo perdía las elecciones”, recordó.

En el plano local

En el plano político local habló de Diego Bossio, de Miguel Ángel Lunghi y de Marcos Nicolini. Respecto al primero, evaluó que “tiene el camino liberado” pese a cualquier recelo que pueda existir con La Cámpora luego de sus testimonios contra Cristina Fernández de Kirchner, y comparó la situación con lo acontecido con Alberto Fernández, quien se presenta en fórmula con la expresidente. “Hace tres días, el clima en La Cámpora con la candidatura de Alberto era de tristeza. Con Bossio puede pasar lo mismo”, señaló.

Respecto al intendente de la ciudad, afirmó que “no cobra sueldo” y catalogó el acto como algo “inimitable”. De todas formas, según los datos revelados por la página del Municipio, Lunghi cobraría más de 145 mil pesos.

Por otra parte, también destacó que “hay un problema biológico que es el paso del tiempo” y tras señalar que es su último mandato, sostuvo que en el supuesto de que Cambiemos tenga futuro en la provincia de Buenos Aires y en la nación, la apuesta por Nicolini no es más que para “dejar instalada una figura”.

Coment� la nota