Para Palma Parodi, "el Comité administra la crisis y entrega a los obreros al desempleo"

El candidato de Política Obrera cuestionó al organismo creado para generar soluciones a los vaivenes de la economía. Propuso la estatización del transporte urbano de pasajeros y la expropiación de las canteras.
El candidato a primer concejal por el espacio Política Obrera, Lautaro Palma Parodi, afirmó que "el Comité de Monitoreo de Crisis administra la crisis y entrega a los obreros al desempleo de la manera más indolora posible".

Palma Parodi, de 25 años, graduado en la carrera de Ciencias de la Educación de la Unicén y ex consejero académico en la Facultad de Humanas, cuestionó la labor del organismo que se creó en Tandil tras el crack internacional y el inicio de la inestabilidad económica.

El joven postulante llamó a "reconocer la crisis, porque los candidatos patronales de las tres grandes listas tratan de encubrir el impacto en nuestro país y nuestra ciudad".

-¿Cree que no existieron paliativos desde Tandil? En su momento se anunció un paquete de medidas anticrisis.

-Ninguno de los actores actuales está haciendo absolutamente nada. Ocurrió a los ojos del lunghismo y de la oposición. No se tomaron políticas activas para defender a los trabajadores. Obviamente que no le vamos a pedir al Intendente y a sus concejales que gobiernen para los trabajadores, porque lo hacen para los patrones de la industria, el campo, el turismo y el transporte.

-Nombró al transporte. El espacio al que representa se manifestó abiertamente contra todos los aumentos del boleto. ¿Qué propone al respecto?

-La mejor alternativa para un servicio de calidad, barato, y que preserve las fuentes laborales, es la estatización bajo el control de los obreros y vecinos-usuarios. Cualquier otra salida que plantee la Cámara del Transporte será ficticia y tenderá a que el boleto siga aumentando, se lo siga subsidiando, se llenen los bolsillos cuatro vivos y se genere que el colectivo sea menos usado. Se va a terminar sosteniendo un servicio público de pasajeros que nadie puede usar, porque el boleto es muy caro y no responde a las posibilidades populares.

-¿Cuáles serían los fondos para llevar a cabo esa estatización?

-Tienen subsidiados el combustible y parte del salario de los trabajadores. Entonces, estaticémoslo de pleno. Es la única forma que exista un servicio eficiente y barato para los pasajeros, que responda a los trabajadores y a los estudiantes.

Vivienda y canteras

Palma Parodi también enfocó en la cuestión habitacional y los episodios que se suscitaron con la organización Mujeres Sin Techo (ver página 6). "El nivel de respuestas que les dieron el Ejecutivo y el Legislativo es lamentable, y lo seguirá siendo en la medida en que no nos organicemos y peleemos por las necesidades habitacionales del pueblo tandilense", protestó.

-¿Qué se puede hacer desde lo local? En este aspecto, como en tantos otros, el Municipio tiende a provincializar reclamos.

-Este Gobierno no ha hecho nada para frenar la especulación inmobiliaria, por ejemplo. Se sacan ganancias muy grandes de los altísimos alquileres que pagan los vecinos. Un alquiler debe representar el 30 por ciento del sueldo básico. Ahora alcanza casi el ciento por ciento. Y el oficialismo y la oposición son cómplices, porque nunca propusieron un impuesto a la renta inmobiliaria. Terminan perjudicando a los sectores más desfavorecidos. Si bien le adjudica responsabilidades a las esferas superiores del Estado, esta gestión puede hacer mucho más y no ser sólo una gerenciadora de los recursos que le bajan de Nación y Provincia, puede desarrollar políticas activas para solucionar los problemas.

-Para cerrar, entiendo que el espacio también propone la expropiación de las canteras sin desembolso de fondos.

-Sí, nosotros sostenemos que las canteras tienen que ser expropiadas abiertamente. La depredación del ambiente, como una más de las caras de la depredación capitalista, tiene que tener fin. Hay que frenarla. Y sin pago. Siempre preservando las fuentes de trabajo. Estamos hablando de un impacto ambiental muy grande. La cuestión, como plantea la Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras, deben decidirla los habitantes de Tandil.

Comentá la nota