ATE para otras 48 horas contra la "criminalización"

El sindicato estatal volverá al paro este miércoles y jueves. Habrá movilización, una carpa frente al ISSN y dos consignas centrales: no a la "criminalización" de la protesta, y no a un nuevo juicio a los sindicalistas que agredieron a Hettinger en 2002.
El miércoles y jueves habrá un nuevo paro de los estatales representados por ATE en Neuquén, y la medida de fuerza incluirá como consignas el "cese de la criminalización" de la protesta, y la anulación de un nuevo y eventual juicio contra los once dirigentes del gremio que fueran absueltos tras agredir al entonces titular del ISSN, Gerardo Hettinger, en enero de 2002.

El juicio, realizado en 2007, fue declarado nulo la semana pasada por el Tribunal Superior de Justicia.

La nueva medida de fuerza del gremio que conduce Ernesto Contreras, incluirá una movilización a Casa de Gobierno (infaltable) y la instalación de una carpa frente mismo al Instituto de Seguridad Social.

Los gremialistas reiterarán su reclamo por un incremento salarial de 30 por ciento, pero esta vez la cuestión central pasa por el tema ya anunciado por este diario, es decir la puja por aplicar el concepto de "criminalización de la protesta" cada vez que se pretenda acudir a la Justicia ante lo que se considere una ilegalidad perpetrada en el contexto de una huelga o protesta sindical.

El total de puntos de reivindicación que se definió en la última asamblea de ATE es el siguiente:

Incremento salarial, para el conjunto de estatales, de 30 %; pase a planta permanente de "trabajadores precarizados" (contratados, en realidad); Convenios Colectivos de Trabajo Sectoriales; pago del 20 % y aumento salarial a los jubilados; cese de la "criminalización de la protesta social"; anulación del pedido de juicio a los 11 dirigentes de ATE (se refiere, en realidad, a la anulación del juicio que absolviera a Julio Fuentes y otros dirigentes por agresión a Gerardo Hettinger); pago de la deuda que mantiene el Poder Ejecutivo con la obra social estatal.

Comentá la nota