Para la oposición, la renuncia de Garrido es "preocupante" por la lucha contra la corrupción

Para la oposición, la renuncia de Garrido es
Desde la UCR y la Coalición Cívica manifestaron su pesar. Temen que las causas duerman en la impunidad. Poder Ciudadano también está concernado.
La renuncia indeclinable de Manuel Garrido a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), en la que investigaba resonantes casos de presunta corrupción en el Gobierno, generó preocupación en la oposición. Los presidentes de los bloques de senadores y de diputados nacionales del radicalismo, Ernesto Sanz y Oscar Aguad, respectivamente, calificaron hoy de "una muy mala noticia para la salud de la República" la dimisión.

Los radicales marcaron que las causas por corrupción "dormirán el sueño de la impunidad", ya que Garrido, sostuvo Aguad, era "uno de los pocos que se le animaba al poder, y por eso ha sido ninguneado, maltratado y acorralado por este Gobierno”. Sanz lo complementó con algo de ironía: "Espero que la sociedad advierta que esta renuncia es mucho peor que la de Riquelme”, dijo.

El diputado de la Coalición Cívica aseguró que la renuncia de Garrido "es consecuencia de la política del Gobierno destinada a destruir los organismos de control" y expresó su preocupación. Además, marcó que existe "una deliberada política del Gobierno destinada a debilitar y destruir los organismos de control de la República".

La ONG Poder Ciudadano se sumó a las repercusiones de la salida de Garrido. Delia Rubio, su titular, afirmó que "es una pérdida muy importante para quienes creemos que la transparencia debe ser el norte en la política argentina" y agregó que "afecta al poder porque se busca que no haya funcionarios con independencia y coraje". Asimismo defendió a Garrido por "haber sido una de las personas que más ha luchado contra de la corrupción desde el propio Estado".

Comentá la nota