Para la oposición el blanqueo de capitales fue rechazado en Diputados

Patricia Bullrich afirmó a Criticadigital que el oficialismo obtuvo 128 votos y no le alcanzó. Necesita 129 para aprobar un impuesto. La UCR coincide. Polémica sobre el voto positivo de Fellner y otro mal computado. El mea culpa de Borocotó.
Otra vez un manto de sombra se posa sobre el Congreso. Volvió el escándalo al Parlamento. Esta vez, el blanqueo de capitales aprobado durante la madrugada en la Cámara de Diputados es el kit de la cuestión. Minutos después del fin de la maratónica sesión, dirigentes de la oposición denunciaron que el capítulo 3 del paquete anticrisis, el que habla de las facilidades para repatriar dinero del exterior, fue rechazado, ya que el oficialismo no alcanzó los 129 votos necesarios. Una diputada asegura que le cambiaron el voto en el conteo electrónico.

Al término de la cuestionada votación, el recinto explotó en gritos y furia y los insultos cruzados no tardaron en llegar. Sobre el escándalo de ayer a medianoche hay distintas versiones. La confirmada es que en el momento de votar el blanqueo de capitales el kirchnerismo sumó sólo 128 votos. En ese momento, el jefe del bloque de Frente para la Victoria, Agustín Rossi, pidió que votara el presidente de la Cámara, el jujeño K Eduardo Fellner.

Pero la UCR y la Coalición Cívica (CC) pretenden impugnar esa maniobra ya que la Constitución indica que para aprobar un impuesto se necesita la mitad más uno de toda la cámara, es decir 129 votos. Desde el oficialismo confiaron a Criticadigital que no es así. Las versión K sostiene que es necesario sólo una mayoría simple.

La diputada de la CC Patricia Bullrich le aseguró a Criticadigital que “la ley tiene que pasar al Senado aprobada en general y con el capítulo 3, referido al blanqueo de capitales, rechazado”.

En el radicalistmo explicaron que "se necesita mayoría agravada porque el capítulo 3 de la ley trata de impuestos especiales y se establece la posibilidad de eliminar cargas fiscales. En esos casos, se habla de impuestos, que en su gran mayoría tienen cargos específicos, razón por la cual el artículo 75 de la Constitución establece que hacen falta 129 votos para que la ley sea aprobada".

FELLNER Y SU “VOTO POSITIVO”. Aquí las versiones se cruzan. Mientras que Bullrich subrayó que “todos los presentes en el recinto escucharon a Fellner decir que su ‘voto era positivo’”. Una diputada ligada al sector del kirchnerismo crítico, quien prefirió mantener su nombre en reserva, contó que el Presidente de la cámara “no votó y dio por terminada la sesión con la aprobación del paquete anticrisis por la mayoría simple de los presentes”.

El radical Oscar Aguad avala la teoría de Bullrrich Aguad afirmó que el oficialismo "no obtuvo los 129 votos necesarios al tratar en particular del capítulo dedicado al blanqueo de capitales" del proyecto y reveló que estudian si corresponde "presentar una medida cautelar" para que la iniciativa "no avance en el Senado".

Sobre este tema, Bullrich anunció a este medio que “una vez que se informen cómo pasó al Senado la norma, harán presentaciones para evitar que se siga concretando el fraude. El tema puede llegar hasta la Corte Suprema”.

VOTOS ERRADOS. Pero el escándalo en el Congreso no termina allí. Otra diputada de la Coalición Cívica, Elsa Quiroz, denunció ante Criticadigital que le cambiaron el destino de su voto. “Por casualidad, me fije la lista nominal y estaba mi nombre entre quienes aprobaron la ley y eso no es así. Tuve que armar un escándalo para que me prestaran atención y cambiaran mi voto”.

Igual, Quiroz sostuvo que “el oficialismo triunfo en la votación en general. Pero no es un buen antecedente que cada diputado tenga que asegurarse cómo figura su voto en la lista final”.

Entonces, finalmente el proyecto fue aprobado en general por 131 votos afirmativos contra 84, más otros 20 negativos que no estaban registrados por el sistema informático, y que se sumaron tras una discusión de varios minutos entre oficialistas y opositores por la transparencia de la votación.

EL MEA CULPA DE BOROCOTÓ. Eduardo Lorenzo Borocotó, el encargado de darle el quórum al oficialismo para que trate la ley, justificó hoy su voto a favor de la moratoria y el blanqueo de capitales en la necesidad de elegir "un mal peor" para enfrentar la debacle financiera, y se manifestó "asqueado de la especie" humana y de quienes ahora "tergiversan" su discurso en apoyo al proyecto oficial.

"Se dice que yo di quórum pero no, hubo 129 que lo dieron", se defendió Borocotó, y argumentó que se sintió obligado "de golpe a votar una moratoria para que el Gobierno, el que sea, éste o cualquiera, tenga más dinero porque es la única forma de afrontar la crisis".

El diputado, quien cosechó aplausos del oficialismo cuando arribó al recinto, deploró que "ahora estén tergiversando de nuevo" su discurso de ayer, en el que justificó su decisión de votar lo "menos malo" y respaldar a la Casa Rosada.

De esta manera, no sólo se quejó de las críticas que viene recibiendo por permitir al kirchnerismo voluntades suficientes para darle media sanción al paquete anticrisis, sino por el desprestigio que sufre su figura desde hace tiempo, cuando saltó al oficialismo luego de haber sido electo por el macrista PRO.

Comentá la nota