Para la oposición el aumento en las tasas “es desatinado”

El dictamen de la oposición sostiene que el Ejecutivo propuso aumentos que carecen de “criterio, equidad, igualdad y racionalidad”
En la última sesión el Concejo Deliberante de la Capital aprobó la ordenanza impositiva del año 2009. Desde la oposición consideraron que el nuevo cuadro tarifario de la ciudad es “desatinado” y que en el proyecto que envió el Ejecutivo municipal no quedó claro cuál fue el criterio para determinar los incrementos.

El oficialismo logró imponerse ampliamente en la votación del pasado miércoles por ocho votos contra uno. El dictamen de minoría sólo fue refrendado por la menemista Claudia López.

Críticas

“En los rubros en los cuales se aplicó el incremento el mismo ha sido por demás desatinado, pues lamentablemente no se puede dirimir del estudio del proyecto sobre que criterios o fundamentos se han aplicado los mismos”, considera el dictamen en minoría de la comisión de Hacienda, que preside la concejal Claudia López.

El dictamen advierte un dato preocupante: “Se observa que sin tener en cuenta cuestiones fundamentales de fondos, se está proponiendo un nuevo aumento en items que oportunamente en el mes de agosto ya fueron modificadas a través de la ordenanza 4459”.

El Ejecutivo y los concejales del oficialismo se habían comprometido a no incrementar las tasas que ya habían sido modificadas este mismo año.

Análisis

Al analizar cada incremento propuesto en particular, el dictamen destaca las graves incongruencias del proyecto presentado por el Ejecutivo y aprobado por los concejales.

En el caso de los permisos de construcción, el dictamen explica que tal como fue aprobado el proyecto, se está cometiendo una “violación a lo dispuesto en el Código Tributario”, que determina que las acciones prescriben a los cinco años y el municipio quiere cobrar por obras realizadas hace 20 años.

En otro tramo explica que la aplicación de la tasa de alumbrado público no tiene correlación con el servicio prestado y cuestiona que el sector industrial también deba pagar alícuotas del 20 por ciento sobre el total consumido. “No existe correlación entre el consumo energético del sector industrial y el beneficio que deviene del alumbrado público, causando distorsión de la naturaleza jurídica de lo que debiera ser el hecho imponible”.

Por otra parte, explica que el municipio pretende seguir cobrando por el traslado y disposición final de los residuos. “Es incompatible pretender gravar tasa por disposición final, del modo y forma que establece el artículo, ya que el servicio ha sido concesionado”, advierte el dictamen, que recuerda ya se firmó el contrato con la empresa Draco.

Conclusión

Al momento de realizar la conclusión, el dictamen de la minoría critica fuertemente el proyecto oficial.

“La ordenanza no refleja el principio de equidad, igualdad y racionalidad para aplicar los porcentuales de incrementos que se establecen en los distintos capítulos y artículos de la misma”, denuncia el pronunciamiento que no contó con el respaldo del resto de los ediles.

EL DATO. Ex funcionaria

Las críticas de la concejal Claudia López tienen una particularidad: la edil fue la primera secretaria de Hacienda que tuvo la gestión del intendente Ricardo Quintela. Durante los primeros meses de 2004, López estuvo a cargo de las cuentas del municipio del departamento Capital.

Comentá la nota