Para la opinión pública, el vice no tiene que renunciar a su cargo

El sondeo revela que más de un 60 por ciento de los encuestados cree que Cristina buscó dañar adrede al mendocino. Cobos, ahora en caída.
La decisión de la presidenta Cristina Kirchner de suspender su viaje a China por temor a una actitud conspirativa de Julio Cobos en su ausencia, no hizo mella en la imagen del vicepresidente. Por el contrario, provocó un efecto boomerang para el Gobierno. Según una encuesta que encargó PERFIL, casi el 70 por ciento de la gente cree que no fue correcta la cancelación de la gira asiática y un porcentaje similar opina que el vicepresidente no debe renunciar.

¿Cuál es la lectura que hacen los encuestados? Que la jefa de Estado hizo una maniobra política para intentar cargar en las espaldas de Cobos, la culpa de la inestabilidad derivada del conflicto con el Banco Central.

De hecho, eso quedó expuesto con las declaraciones de la Presidenta ("El vicepresidente no cumple con sus funciones.") y en la de sus ministros. Aníbal Fernández, el jefe de Gabinete, lo llamó "Cobos iscariote", en alusión a la traición de Judas. El oficialismo atacó a coro. El diputado Agustín Rossi dijo que el vice "desestabiliza al Gobierno" y el sindicalista Hugo Moyano le reclamó dignidad: "Está haciendo un papel vergonzoso".

Sin embargo, la percepción de la opinión pública no es la misma que la del kirchnerismo. Y tampoco es la misma que la del radicalismo. El mendocino se defendió enseguida: "Nunca tomé ninguna medida en ausencia de la Presidenta", y desafió al Ejecutivo a que le inicien un juicio político.

Un dato curioso de la medición es la evolución de la imagen de Cobos desde el voto no positivo, aquel 17 de julio de 2008 hasta hoy. Según el relevamiento de Management & Fit, desde ese momento hasta ahora la imagen buena del vicepresidente cayó más de 12 puntos, aunque sigue conservando un porcentaje alto de aceptación (supera el 50 por ciento). La imagen mala de Cobos creció el 10 por ciento. La evolución de la imagen de Cristina registra que conserva un rechazo superior al 40 por ciento, mientras que en Cobos la percepción negativa es de apenas el 17 por ciento.

Comentá la nota