Para un obispo, el INADI "es un organismo de cuarta"

Para un obispo, el INADI "es un organismo de cuarta"
El obispo de San Justo, Baldomero Martini (izq.) afirmó que el organismo que dirige Morgado (der.)"violó al tratado de derecho internacional público"
El obispo de San Justo, Baldomero Martini, fue categórico hoy al definir al Instituto Nacional contra la Discriminación, la XenofobIa y el Racismo (INADI), al que calificó como "un organismo de tercera o cuarta categoria" que, según él, incurrió en "una flagrante violación al tratado de derecho internacional público suscripto entre la República Argentina y la Santa Sede".

La polémica comenzó el 5 de noviembre pasado, cuando Alejandro Duclos presentó una denuncia ante el INADI por considerar "discriminatorio" un texto firmado por Martini dirigido al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, donde se lapidaba al matrimonio gay. El obispo acusa ahora al instituto que preside Claudio Morgado de coartar la libertad de predicar la doctrina cristiana por aceptar una denuncia en su contra, a raíz de las expresiones con las cuales rechazó las iniciativas para permitir el matrimonio homosexual.

El religioso reclamó ante el Ejecutivo sumarios administrativos "contra los funcionarios del INADI que resulten responsables de tal violación" del acuerdo internacional vigente, para lo cual envió copias de la presentación a la Cancillería y a la Nunciatura Apostólica. En un texto que trascendió los medios, Martini señala que "las uniones homosexuales no son ni podrán ser nunca un matrimonio, sino más bien todo lo contrario, un verdadero antimatrimonio. Además su promoción va derechamente contra el bien común, para transformarse en un verdadero mal común".

Según Martini, la denuncia presentada estaba basada en "una mutilación periodística de una frase del suscripto incluida en una carta dirigida a todos los diputados nacionales" y señaló que "para poder interpretar la frase es necesario leer atentamente todo el documento". El obispo aseguró que en sus expresiones "no hay nada que pueda ser objetivamente considerado ofensivo, poco ponderado, falto de caridad –en la verdad-, o discriminatorio para nadie".

Comentá la nota