Para Das Neves «hay una cuestión política» detrás del conflicto de los camioneros

ADELANTO QUE EL GOBIERNO EVALUA HACER UNA DENUNCIA A LA JUSTICIA POR EXTORSIONES El gobernador Mario Das Neves está convencido de que sin dudas «hay una cuestión política» detrás del conflicto con los repartidores que protagonizan en las principales ciudades de la provincia integrantes del Sindicato de Camioneros, de acuerdo a la tajante respuesta que brindó a una consulta de EL CHUBUT ayer por la mañana en Casa de Gobierno, luego de delegar el mando y partir hacia Buenos Aires y Estados Unidos.
En diálogo con la prensa, adelantó que «estamos analizando con Ministerio de Gobierno las actitudes reiterativas de extorsión y de patoterismo de ciertos dirigentes del Sindicato de Camioneros, y si amerita vamos hacer la denuncia penal como corresponde, para que la gente pueda trabajar como siempre trabajó en esta provincia, en paz».

Luego del último hecho sucedido el lunes en Trelew, cuando el chofer de una empresa de transporte de larga distancia fue impedido de descargar mercadería en una distribuidora por personas identificadas como integrantes del Sindicato de Camioneros a quien incluso amenazaron, y además de otros hechos similares que se registraron en Esquel y Puerto Madryn, Das Neves exigió «que no vengan a alterar el orden, hemos hablado muchas horas con ellos todos los sectores, pero no vamos a permitir ningún tipo de atropello contra la gente de bien y que trabaja».

El mandatario anticipó que «nosotros vamos actuar como Estado y haremos la denuncia pertinente a todo aquel que extorsiona y que de alguna manera avasalla la actividad».

NO SE ANIMAN A DECIR

En el día de la presentación del proyecto de Reforma Política del Gobierno Nacional y luego de que se conociera la carta de rechazo a la invitación enviada a la Presidenta, Das Neves dijo que «eso fija claramente lo que de alguna manera expresamos todos los gobernadores pero no se animan a decir».

Según indicó, «cuando a uno lo invitan a la Casa Rosada generalmente, o siempre que hemos ido ahí, difícilmente se tenga conocimiento del contenido del mensaje que vaya a decir la Presidenta. Salvo cuando uno va a firmar convenios por viviendas o alguna obra».

En este caso, agregó el mandatario, «no tuvieron ni siquiera la gentileza de mandar un borrador, una idea. Esto no quiere decir que uno después no apoye la ley de internas abiertas, simultáneas y obligatorias, que yo he dicho que sí. Pero eso no es solamente la ley de reforma política, por lo tanto me parece que esto de dar el marco sin saber el por qué de la convocatoria en la letra, me parece que no corresponde».

Y recordó que también una razón de peso es que «estamos esperando que nos convoque para que nos paguen lo que nos deben. Es mucha plata, y lo que estamos haciendo es gestiones y no hemos tenido suerte hasta la fecha».

Comentá la nota