Para De Narváez, "los riesgos de gobernabilidad existen si el oficialismo gana en junio"

Francisco de Narváez es el candidato con más posibilidades de destronar al kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires. Pero en los últimos días quedó enroscado en una causa judicial porque desde el celular de un empleado suyo se hicieron llamadas al "rey de la efedrina", Roberto Segovia. Ayer el juez de la causa, Federico Faggionato Márquez, dijo que el candidato de Unión PRO "no se despega así nomás" del proceso judicial. Sin embargo, en una entrevista con PERFIL De Narváez consideró que el magistrado actúa presionado por el kirchnerismo.
—¿Por qué sostiene que la causa es una operación del Gobierno?

—Porque la Aduana le ha dado mucha trascendencia al tema, los ministros salen a hablar del tema, y me consta que Faggionato Márquez, que tiene en puerta un juicio político, fue convocado al Consejo de la Magistratura, que hoy domina el kirchnerismo. El Gobierno tiene claro que emprende contra mi persona o pierde la elección.

—¿Usted sugiere que Faggionato Márquez fue presionado?

—Es de público conocimiento que tuvo una conversación con la diputada Conti específicamente por el tema mío, y si no que la llamen a ella a ver qué dice.

—¿Por qué declaró por escrito y no se presentó en persona?

—Siempre he sido respetuoso de la ley y de la independencia de la Justicia, pero no me chupo el dedo y no le voy a dar el gusto a este Gobierno de hacer un show mediático con la declaración de un candidato en un tribunal.

—Por sus peleas queda la sensación de que su unión con Macri y Solá es una suerte de conveniencia electoral.

—Las diferencias que hemos tenido son las naturales. Hemos dejado trascender cosas que hubiese sido mejor que no trascendieran, no por ocultarlas, sino simplemente porque es bueno que la ropa sucia se lave en casa. Pero venimos ganando las apuestas de muchos que dicen "en esta curva vuelcan".

—¿En el caso de que le fuera bien en los comicios usted disputaría el control del Partido Justicialista?

—Sin ninguna duda, no el control, la conducción. No hay un solo militante peronista que diga que Kirchner es su conductor.

—¿Hay riesgo para la gobernabilidad si no gana el oficialismo?

—Los riesgos de gobernabilidad están si el oficialismo gana.

—Teniendo en cuenta que enfrenta al ex presidente, ¿una derrota por pocos puntos sería un buen resultado?

—Para nuestro frente político, un buen resultado no es sólo ganar la elección.

—¿Recurrir a las colectoras no ensombrece la idea de construir algo nuevo?

—Las colectoras hoy están dentro del marco de la ley y lo que hacen es reemplazar las internas. Vamos a hacer uso de ellas de forma muy prudente.

—La figura de Duhalde sobrevuela esta alianza. ¿Habla con el ex presidente?

—Hablé muy poco en las últimas semanas porque estuvo en el exterior y pidió estar al margen. Pero Duhalde existe; a algunos les gusta y a otros no. Es un ex presidente que condujo el país en los momentos más difíciles. En la medida en que pueda conversar con él, lo voy a hacer.

—¿Por qué no quiere declarar cuánto gasta en su frondosa campaña electoral?

—Tengo la obligación de declarar el gasto de la campaña cuando ésta finalice, como lo hice en 2007. No le voy a dar pasto a una enorme cantidad de gente que quiere criticarme por invertir mi propio dinero difundiendo mis ideas.

Comentá la nota