Para Moody's, la política pesa sobre calificación crediticia argentina

La conflictividad y la falta de estabilidad política son los principales factores que pesan sobre la calificación crediticia de Argentina, dijo la calificadora de riesgo Moody's.
"La incapacidad de Argentina para resolver sus diferencias políticas es un problema (...). Le da menos habilidad para lidiar con shocks económicos", dijo Gabriel Torres, analista senior de Moody's, en una conferencia en Buenos Aires.

Moody's actualmente califica la deuda soberana de Argentina con B3, una de las más bajas entre los países emergentes.

Sin embargo, Torres dijo que una solución para la deuda argentina impaga en manos de tenedores que quedaron fuera del canje en 2005, que se estima en 20.000 millones de dólares, sería positivo y podría contribuir a una revisión en el futuro de la calificación del país.

Argentina espera alcanzar un acuerdo con los bonistas y despejar el camino para emitir nueva deuda casi ocho años después de anunciar una cesación de pagos por 100.000 millones de dólares.

Otro asunto pendiente para Argentina es la falta de credibilidad en algunos datos económicos, como la medición de la inflación que hace el INDEC, el ente oficial que elabora las estadísticas.

"La credibilidad de los números es muy importante. Si el Gobierno logra solucionar la cuestión con los holdouts (tenedores de deuda impaga) y la de Indec, seguramente ayudará", agregó Torres.

Comentá la nota