Para más de la mitad, la aflicción principal siguen siendo los precios

Impactos. Hay más temor a la inflación puertas adentro de los hogares, aunque no se descarta que los coletazos de la crisis van a influir en la vida diaria de la gente en 2009.
Más de la mitad de los consultados en una encuesta a nivel nacional por la consultora Ibarómetro para tratar de dilucidar cuáles son hoy las principales preocupaciones de los argentinos, arrojó que el aumento de precios es la mayor preocupación puertas adentro del hogar mientras que a nivel general, la preocupación general es la inseguridad.

Para un 51,5% de los encuestados por Ibarómetro, el aumento de precios que según el Indec no supera el 9% en el año pero que las asociaciones de consumidores y analistas especializados del sector privado ubican entre un 22 y 24%, es hasta ahora la principal preocupación en el interior de los hogares.

Esta aflicción es mayor aún que la percepción de cómo afectará la crisis internacional la vida diaria de la gente. A la consulta sobre ¿Cuánto cree Ud. que la crisis mundial afectará su vida diaria?, un 24,4% dijo que la afectará mucho y otro 32,9% opinó que la afectará “bastante”.

Sin duda, hay preocupaciones que vienen ya desde el 2008 pero que tenderán a profundizarse en 2009. La suba de los precios es una de ellas, porque hasta ahora el Gobierno no ha demostrado un plan para morigerar esta situación y sus efectos. Si en los últimos dos meses, la escalada de precios ha caído en una meseta, es porque el consumo ha dejado de presionar como lo vino haciendo hasta setiembre por la baja en la capacidad de compra de la gente.

En este punto entra en escena el coletazo que ya se hace sentir de la crisis internacional, a través del recorte en el crédito. Durante estos últimos años las subas salariales junto al crédito fueron los dos elementos que traccionaron el consumo tanto de servicios como de bienes durables: artículos para el hogar, electrodomésticos, autos, etc.

En la actualidad el crédito está restringido y sigue caro. Los anuncios del gobierno nacional para reflotar la actividad económica no terminan de llegar a la gente. Ni el plan para la compra de autos 0km ni para los electrodomésticos. Vover a motorizar el crédito es una de las claves para que retorne el consumo.

Pero además, el nuevo año va a recibir a los santiagueños con tarifas más caras de servicios públicos. El transporte público ya prevé un ajuste de un 25% con un boleto a $1,25. Otros servicios también ajustaron lentamente en la última parte del año.

Cómo impactará en la provincia toda esta situación?. En el sector privado, el rubro que más sufrirá va a ser el campo y los pueblo del interior que se mueven en función de la actividad agrícola, ganadera. La sequía de este 2008 se va a extender –según se anuncia- a parte de 2009. En otros sectores de la actividad privada, el impacto también se va a sentir,. La construcción privada a disminuído su ritmo de obra pero ello no quitará que se terminen más de 20 edificios que comenzaron a construirse en los últimos años.

En el 2008, el sector privado santiagueño empleo a casi 40.000 personas. No hubo anuncios de despidos aunque sí vacaciones anticipadas en el sector textil que fue el primero que acusó el impacto de la baja demanda interna y luego, de la demanda externa con la crisis internacional.

El sector público ha tenido una merma casi insignificante en los envíos de coparticipación federal desde el Gobierno nacional. Pero además, tiene un colchón de reservas que superan los $900 millones. Esos fondos siguen en el mismo nivel que durante 2008 e, incluso, tendieron a una leve suba. Hay, además, obras públicas proyectada s que se financiarán desde la Nacion.

A nivel nacional es un año de elecciones y eso, sumado a que hay una incertidumbre importante que atravieza todos los sectores, puede obrar como un factor movilizador al menos por el año próximo.

Comentá la nota