Para el ministro Sileoni, la escuela debe ser "menos rígida"

El titular de la cartera educativa nacional señaló que el objetivo debe ser retener a los alumnos en la educación formal. El funcionario visitó nuestra provincia para lanzar un Censo Nacional de Infraestructura Escolar, una tarea que desarrollará con la provincia y la UNT.
El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, anunció la realización de un censo de infraestructura edilicia, que abarcará unos 40.000 establecimientos en todo el país y que permitirá planificar obras en función de las prioridades que arroje el resultado. "La primera etapa del censo comprenderá a las provincias del NOA y de la Patagonia. Este trabajo permitirá determinar las características de unas 40.000 unidades urbanas y rurales, 30.000 públicas y 10.000 privadas", explicó el funcionario durante un acto celebrado en el salón Blanco de la Casa de Gobierno. Sileoni indicó que uno de los grandes desafíos del Censo Nacional de Infraestructura Escolar (Cenie), que permitirá planificar obras en función de las prioridades que arroje el resultado de la encuesta, "es mantenerlo continuamente actualizado, para que sirva como herramienta de trabajo".

El funcionario subrayó que el censo, como muchas otras medidas, se enmarcan "en los esfuerzos sostenidos en materia de inclusión escolar, realizados desde 2003, que han permitido que la incidencia del presupuesto destinado para la educación pasara del 3,4 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) en 2003, al 6 por ciento, de la actualidad".

Sileoni recalcó que la educación constituye un área respecto de la cual "debe involucrarse y participar toda la sociedad, en primer lugar brindando condiciones materiales adecuadas y dignas a todas las familias argentinas y, en segundo lugar, mejorando la institución escolar propiamente".

Respecto de la escuela como institución, el titular de la cartera educativa nacional expresó que "debe alojar y contener, para poder educar en igualdad de oportunidades a todos. Hay que saber que somos la primera generación que piensa que todo el mundo debe ir a la escuela prácticamente desde los tres años de edad".

Particularmente, el ministro destacó la preocupación que existe respecto de la escuela secundaria, razón por la que ponderó las medidas que, "respetando las gradualidades de cada provincia, se pondrán en marcha desde el próximo año".

"No tenemos la soberbia de pensar que vamos a resolver todos los problemas en dos años, cuando la secundaria está en entredicho en todo el mundo, pero sí aspiramos a sentar las bases de una nueva escuela secundaria", puntualizó Sileoni. Destacó que "la Argentina tiene una muy aceptable cobertura inicial secundaria, quizás la más alta de la región", aunque "no estamos satisfechos con la tasa de egreso, ya que lo hace sólo la mitad de quienes ingresan".

Sileoni señaló que el modelo tradicional de secundario "se torna limitado ahora para contener a centenares de miles de chicos, razón por la que existe la obligación de pensar con imaginación otras alternativas". Y puso como ejemplo que en Francia se va de la escuela un alumno cada 26 segundo y que en Chicago (Estados Unidos) les están pagando a los chicos para que no dejen de estudiar. "Tenemos que pensar cómo hacemos para que los alumnos no se vayan. Hay que concebir una escuela menos rígida, lo que no significa que vayamos a regalar las notas. Es un error mirar con nostalgia la escuela que tuvimos en otro tiempo para una sociedad homogénea, cuando la realidad hoy se presenta fragmentada y diversa", insistió.

Tras admitir que "a los jóvenes se los escucha mal en la sociedad", el ministro recordó que se están estudiando medidas para contener a los alumnos con necesidades especiales o que se encuentran en contexto de encierro, así como en educadores y docentes que puedan acompañarlos, de marzo a diciembre.

"Otras medidas apuntan a trabajar contra la excesiva fragmentación del conocimiento, a abordar el problema de la inasistencia de los docentes y a mejorar, en general, las condiciones de la enseñanza", apuntó.

Del acto participaron el subsecretario de Planeamiento Educativo de la Nación Eduardo Aragundi, la ministra de Educación de Tucumán, Silvia Rojkés y sus pares de Catamarca, Jujuy, Santiago del Estero y La Rioja, y Juan Alberto Cerisola, rector de la Universidad Nacional de Tucumán, que participará del censo. También estuvo presente el rector de la Universidad Nacional de La Rioja Enrique Daniel Tello Roldán.

La coordinación general del censo edilicio, la capacitación de los censistas y el aporte de los recursos económicos estarán a cargo del Ministerio de Educación de la Nación.

Diez universidades nacionales (entre ellas, la UNT) seleccionarán a estudiantes y graduados de las carreras de arquitectura e ingeniería para que colaboren en el relevamiento edilicio.

En lo que respecta a nuestra provincia, se relevarán 927 establecimientos educativos urbanos que funcionan en 403 edificios escolares y 132 Centros de Jóvenes y Adultos del sector estatal.

Por mayor calidad educativa

La titular de la cartera educativa, Silvia Rojkés de Temkin, confirmó que el 15 de diciembre está previsto el cierre del ciclo lectivo 2009. Al momento de realizar un balance del año, la funcionaria indicó que fue un año difícil con particularidades que tuvieron que ser priorizadas como la epidemia de Gripe A. La titular de la cartera educativa dijo que para 2010 el objetivo es superar el piso de los 180 días de clases, aunque ponderó la necesidad de seguir trabajando en capacitación y en la profundización de la calidad educativa. Dijo que los avances obtenidos hasta el momento fueron significativos y planteó la necesidad de ahondar el esfuerzo realizado para retener al alumno en la educación formal conteniéndolo y entregándoles herramientas válidas para su desarrollo.

El ministro Sileoni aprovechó su visita a la provincia para entregar 18 mil ludotecas escolares para salas de cinco años y salas multiedad de escuelas rurales de todo el país.

Comentá la nota