Para Mayoral no es una situación «caótica» sino «expectante»

El Presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE) definió así la situación de las empresas radicadas en la provincia y señaló que se trabaja en un plan abarcativo del desarrollo de la industria frente a la crisis. Dijo que no se piensa en la eliminación de puestos de trabajo estable. Pero casi la mitad de los trabajadores del sector en Río Grande son contratados.
La amenaza principal para el sector industrial local continúa siendo la importación y hacia ello apunta la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE). Su presidente, Alejandro Mayoral, manifestó sobre la situación planteada en Tierra del Fuego que afecta a gran parte de las empresas y por derivación a las fuentes de empleo, que «se espera que se revierta en el corto plazo».

Las empresas que trabajan para la industria automotriz son las más afectadas. «Se trata de las autopartistas, sumado el mercado de consumo que ha sufrido una retención en los últimos meses que esperamos se revierta en el corto plazo», señaló.

En este sentido dijo que «no es una situación caótica sino expectante en el medio de esta caída de los productos de consumo, que no es que se note tanto hoy sino que es un problema de perspectiva a partir de la entrada del verano».

Sin embargo la luz amarilla está encendida. El referente del sector empresario manifestó que no hay peligro de despidos para los trabajadores estables de las empresas locales, aunque si se tiene en cuenta que de los 4 mil trabajadores, más de 1800 no son empleados de planta permanente, la incertidumbre para todos ellos continúa.

«En término de suspensiones se han dado para aquellos trabajadores que trabajan para la industria automotriz, que se trata de suspensión del personal estable de las plantas más allá de las temporalidades que puede haber con contratos que dan en esta época, pero no es que estemos pensando en la eliminación de puestos de trabajo», señaló.

En este sentido AFARTE delinea junto con otros sectores un plan que contemple salidas a las principales situaciones de peligro. «Hay una gran oferta proveniente del sudeste asiático, de México y de Brasil, que amenaza las fuentes de trabajo y para nosotros es nuestra primera preocupación. Hemos presentado diferentes alternativas, estamos trabajando conjuntamente con el sector público y hemos mantenido también conversaciones con la UOM nacional y también en Tierra del Fuego para instrumentar un plan global que contemple el mantenimiento de las fuentes de trabajo para el sector de la industria», apuntó.

Aún así -aseguró- todavía «no es una cuestión de salvataje, no es que nuestras empresas estén fundidas y requieran un salvataje como necesitaron los bancos en algún momento, la General Motors en Estados Unidos; lo que se trata acá es cómo hacer para desarrollar y volver a hacer productos que sean competitivos».

Y en este sentido aclaró que «no es que estemos requiriendo dinero ni subsidios, ni que el Gobierno inyecte dinero ni créditos, sino que lo que estamos discutiendo es cómo mantener y desarrollar un plan abarcativo del desarrollo de la industria».

De qué se trata este plan. «De protección de la industria, son medidas que se implementan de diferentes maneras a través de una fuerte carga de impuestos a productos importados, a través de licencias, hay distintas operatividades de implementación», dijo.

Alternativas

Alejandro Mayoral planteó en varias oportunidades una serie de alternativas que proponen desde AFARTE ante el escenario actual que favorecerían al sector:

A nivel nacional: «Si se corrigen los impuestos se podrían reactivar líneas suspendidas como las de celulares, pero todo esto depende de Nación», observó.

En la provincia: La reducción de la tasa de inspección podría contribuir. «El trabajo junto a los sindicatos, no estar enfrentados, para mejorar el clima y lograr juntos que salgan estas medidas», dijo.

Tipo de cambio: «Creo que debería mantenerse competitivo, no devaluar a los efectos de paliar esta situación de devaluación de otra manera, manteniendo la paridad que existía antes de la crisis», sostuvo.

Impuestos: «Lo que está a nuestro alcance solicitar son las medidas de administración de comercio como la modificación de impuestos internos o en Tierra del Fuego la reducción de la tasa de inspección que hoy está en el 2% y en su momento era del 0,5. O las medidas de salvaguarda».

Comentá la nota