Para dar mayor libertad a sus afiliados El Sindicato Municipal modificó parcialmente su estatuto

De acuerdo al cambio introducido, los afiliados podrán optar por el Sindicato Municipal, u otra entidad que los represente, pero no podrán estar en ambas.

Los beneficios del gremio, además, se restringirán a sus afiliados. El gremio reiteró el acuerdo de un piso salarial de 1500 pesos a partir de enero.

En una asamblea que contó con la rigurosidad que la ley y el Ministerio de Trabajo exigen, los afiliados del Sindicato de Trabajadores Municipales de Quilmes aprobaron una modificación al Estatuto de funcionamiento de esa organización gremial.

A partir del cambio introducido, quienes estén afiliados a otra agrupación sindical, no podrán servirse de los beneficios que el gremio conducido por Raúl Méndez brinda. Sin embargo, el propio Méndez, en diálogo con PERSPECTIVA SUR, señaló que hemos dado un paso más hacia la democratización de la actividad gremial, porque lo que posibilita este cambio es que cada trabajador del Municipio tenga la libertad plena y absoluta de elegir a qué gremio afiliarse.

El Sindicato de Trabajadores Municipales va a seguir trabajando, luchando y reclamando por los derechos de todos los trabajadores como lo ha hecho siempre, eso está claro , dijo Méndez. Pero lo que queremos es que la gente tenga la posibilidad de sopesar lo que cada gremio le ofrece, y de esa manera, escoger dónde se afilia.

Claro que quienes opten por afiliarse a alguna de las otras agrupaciones, entre ellas ATE, no podrán gozar de los beneficios que ofrece el gremio de Trabajadores Municipales de Quilmes. Es una suerte de derecho de admisión que toma el gremio, dijo Méndez, pero que no afecta la libertad de elección de los trabajadores, respecto a quien quieren que los represente.

Eso lo elige cada trabajador, que podrá perfectamente calibrar qué le conviene.

Lo que sí está claro es que, por ejemplo, no podrá votar en nuestras elecciones alguien que esté afiliado, por ejemplo a ATE, porque entendemos que no sería ni justo, ni lógico, y que incluso podría afectar la legitimidad de los resultados de esa elección , subrayó Méndez. Y señaló que además, este cambio estatutario ha sido votado por los trabajadores, en abrumadora mayoría, en una asamblea, y que además ha cumplido con todas las de la ley, sumando a una veedora del Ministerio de Trabajo.

Con lo cual, no estamos haciendo nada que no sea legal y lógico.

Consultado respecto a las razones por las cuales la modificación no se había hecho con antelación, Méndez dijo que hasta ahora queríamos ser pluralistas, pero nos hemos encontrado que el gremio ATE, lejos de tener vocación de diálogo, de acercamiento, de concensuar las acciones que podríamos llevar a cabo en conjunto, y siempre teniendo como horizonte la mejora en las condiciones de vida de los trabajadores, ha optado por entorpecer nuestra actividad gremial.

Comentá la nota