Para el massismo, no habría que descartar pensar la "autogestión" para salvar la avícola de Roque Pérez

La propuesta la llevó al recinto de la Cámara de Baja Ricardo Lissalde, de la Séptima Sección. El legislador “pidió el compromiso de no perder la capacidad instalad de producción de la Provincia”. Se aprobó un proyecto de declaración.

La crisis de la avícola Criave, que mantiene en vilo a Roque Pérez, se metió de lleno en la Legislatura con un proyecto de declaración en la cámara de Diputados impulsado por el Frente Renovador, Unidad Ciudadana y el Frente de Izquierda.  Durante el debate, uno de los autores, el massista Ricardo Lissalde, fue más allá y advirtió que, si no hay solución, la “autogestión” podría ser una opción.

Aunque Lissalde destacó “la gestión del ministerio de Agroindustria, que de manera inmediata recibió a trabajadores y dirigentes de todos los bloques políticos, incluso al intendente”, adelantó que si el problema sigue habrá que buscar “otros mecanismos jurídicos”.

“Si no hay novedades, tendremos que ir al lugar, informarnos, pensar una forma jurídica, quizá  una forma de autogestión de los trabajadores, como era antes la Avícola roque Pérez”, explicó el dirigente de Saladillo y, por consiguiente, de la Séptima Sección.

“Tomemos el compromiso de solucionarlo sino tendremos que ir a constituirnos al lugar antes de que la empresa desaparezca para lograr que se mantenga la capacidad instalada de la Provincia y mantener la producción”, completó.

La iniciativa de Lissalde –que logró amplia adhesión y se unificó con uno similar de César Valicenti (UC) y de Guillermo Kane (FIT)-, proponía expresar la “preocupación” de la situación que vive la firma que da empleo a unas mil familias, en lo que sería un cuarto de la población total. “El 50 por ciento de la economía local depende de Criave”, dimensionó Lissalde.

“La preocupación de este bloque radica en que algunos sectores están perdiendo competitividad y perdiendo la carrera con la importación de otros países. Parece mentira que no seamos competitivos para criar pollos”, se quejó.

“Pero no es este momento de debatir cosas ajenas a esta legislatura. Nos preocupa que la Provincia pierda la posibilidad de darle valor agregado a los productos del campo, que lo que podamos producir no lo hagamos bien para no importarlos”, completó.

Valicenti también hizo uso de la palabra y, para no “redundar en la descripción del conflicto” que había hecho su antecesor en el micrófono, alertó sobre los problemas que acechan al sector. “Tienen que competir con productos importados, la gente puede comprar cada vez menos, subió el alimento balanceado y es más fácil comprar bonos que invertir”, enumeró.

Coment� la nota