Para Martínez, es una "decisión política" la compra de insumos

La denunciada falta de presupuesto en el sector salud se tornó evidente este año, tras las epidemias del dengue y la Influenza A.
El director del hospital San Juan Bautista, Ernesto Martínez, resaltó la obra que se está concretando para que el nosocomio pueda tener un sector de aislamiento, pero en cuanto a la falta de dinero para adquirir aparatología e insumos necesarios para enfrentar la epidemia, remarcó que se trata de una "decisión política".

En diálogo con este diario, y consultado acerca de la llegada de partidas de dinero para la compra de aparatos necesarios para atender a los infectados con Gripe A, respondió que depende de una "decisión política".

"Seguro que hay necesidades. Decisiones de esta naturaleza están dispuestas para que las tomen desde el ministerio de Salud hacia arriba. Eventualmente, el señor Gobernador de la provincia, con su ministro de Economía, que sabrá a qué valores apelar para poder cubrir las necesidades en estas circunstancias", dijo.

Refiriéndose específicamente a las carencias que existen actualmente, Martínez explicó que "es indudable que si llegamos a tener un número importante de pacientes con complicaciones, los respiradores son indispensables".

Para esto, confesó que el lunes salieron dos camionetas del área Programática Nº 1 para "rescatar" los respiradores que estaban en los hospitales del interior provincial. Con respecto a este tema, aclaró que no se debe pensar que el interior queda desprotegido.

"Estamos convencidos de que un paciente con esta complicación, no va a ser manejado bien en el interior porque el recurso humano no va ser suficiente como para poder sostener una atención permanente, tanto desde lo profesional como desde lo paramédico", admitió tras reconocer luego que también falta capacitación para manejar cierta aparatología necesaria.

Refiriéndose al nuevo sector de aislamiento, al que comparó positivamente con respecto a hospitales de la ciudad de Buenos Aires, dijo que por el momento hay 6 camas habilitadas, y el sector se puede ampliar a 16 más. Sin querer ser "apocalíptico" con respecto a la posibilidad de colapso del hospital, dijo que "se pueden atender 500 enfermos en actividad, a los cuales más o menos podría contenerlos".

Comentá la nota