Para el 97% de los marplatenses el aumento de la tarifa eléctrica no superará el 3,5%.

El titular de Relaciones Institucionales de EDEA, Gastiazoro, consideró que en Mar del Plata "no existe el tarifazo". Y que el 97 por ciento no abona más del 3,5 por ciento de incremento por bimestre.

"El 97 por ciento de los usuarios de Mar del Plata tendrá que abonar un incremento en sus tarifas que no supera el 3,5 por ciento", señaló a LA CAPITAL el titular de Relaciones Institucionales de la Empresa Distribuidora de Energía Atlántica (EDEA), Carlos Gastiazoro, al preguntársele por los efectos del supuesto "tarifazo" que se está produciendo en este servicio.

Y con relación al Programa de Uso Racional de Energía Eléctrica (Puree) señaló que "el Gobierno analiza modificaciones".

En cuanto a los incrementos residenciales subrayó que"sólo los que consuman más de 2.800 kilovatios tendrán que abonar con un aumento del 80 por ciento (en total, se trata de unos 500 hogares)".

El representante de EDEA dio un cuadro de situación, argumentando que "el incremento mayor está en la etapa de generación de energía y algo menos en el transporte de este insumo, pero no en la distribución como es nuestro cometido".

Y explicó que "esto sucede porque el Gobierno dejó de subsidiar el valor de energía, que después pagábamos todos por medio de rentas generales. Ahora- acotó- se ha especificado en quienes consumen más energía y son de mayor poder contributivo".

Después, puntualizó que "el tarifazo del que se habla, con incrementos del 300 al 400 por ciento no se da en el interior, sino en Capital, donde el costo general para los usuarios residenciales representa un 10 por ciento del total, mientras que en el interior- y allí nos incluimos- no supera el 2, 5 por ciento".

Gastiazoro comenzó diciendo que "en octubre del año anterior se produjo un incremento en la primera de las etapas del sistema de suministro de energía: el de generación y también, pero con valores inferiores en la etapa de 'transporte de energía'. En la de 'distribución de energía', de la que forma parte EDEA, se habia producido anteriormente".

Y agregó: "esto se produjo, porque el Gobierno dejó de subsidiar el valor de la energía. Pero el 97 por ciento de los usuarios de Mar del Plata no tendrán incrementos mayores al 2 ó 3,5 por ciento. Digamos que de ese aumento, los consumidores residenciales de Capital y Gran Buenos Aires tuvieron un aumento del 10 por ciento y del interior, un 2,5 por ciento".

En cuanto a la tarifa social (en Mar del Plata, 18.000 usuarios reciben este beneficio) los incrementos también se establecieron entre un 2 y un 3 por ciento".

Con respecto a la franja de consumidores, reseñó que aquellos que consumen más de 1.000 kilovatios bimiestrales y hasta 1.400, deben pagar un 22 por ciento más; de más de 1.400 a 2.800, 41 por ciento y más de 2.800, 80 por ciento. En este último sector, hay unos 500 usuarios".

Más adelante, Gastiazoro se refirió a la denominada "tarifa estacional", explicando que está reglamentada, desde 1997, mediante una Ley. El objetivo es que podamos mantener el servicio que le prestamos a quienes veranean en lugares turísticos. Esto se hizo sobre la base de que paguen más por cargo fijo que los residenciales (estos últimos abonan 3 pesos, mientras que los visitantes, 21 pesos), mientras que los residenciales abonan por cargo variable más que los que están aquí y en otras ciudades turísticas".

Otro de los interrogantes fue con relación al 5 por ciento que se adiciona en la factura para ser destinado a obras, mediante un fideicomiso. Señaló que "ese monto es destinado al ssitema eléctrico en todas sus etapas, según el plan de inversiones con que cuenten, para mejoramiento de la red".

Posteriormente, Gastiazoro dio a conocer que "en este momento en los niveles gubernamentales se está analizando el efecto que ha tenido el Pure en los usuarios" y agregó que "no se descara que pueda haber modificaciones en el sistema de por otro tipo de medida alternativa. Pero no nos corresponde a nosotros decidir al respecto".

Comentá la nota