Para Mansilla "el trabajador no es una prioridad para el Ejecutivo"

Luego de la marcha de protesta de los trabajadores municipales, desde la oposición, el concejal Carlos Mansilla, en representación de Unión Peronista, concibe al cierre del Palacio Municipal como un retroceso en las negociaciones.
Recordando los diferentes conflictos que entre los municipales y el ejecutivo y los trabajadores municipales, Mansilla, sostuvo "hace cuatro años que estoy y siempre es la misma situación, parece un tire y afloje constante y el trabajador ve que están menoscabados sus recursos".

Según su postura, el trabajador municipal, nunca ha sido una prioridad para el poder ejecutivo y tanto el cierre del Palacio como la negativa a recibirlos es un claro signo de retroceso en la negociación.

"El trabajador no solo reclama por salario sino por un trato adecuado, por sus descansos, vacaciones, el ambiente de trabajo esta totalmente resentido y cuando uno le pide un esfuerzo al trabajador lo hace" y agregó "pensemos en la situación de la gripe y el trabajo excelente que se logró, y ahora cuando piden una recomposición salarial no se los atiende".

Mansilla consideró que los trabajadores tienen mucha razón en protestar y refiriéndose al ejecutivo concluyó "cerrar y poner la policía no es el camino esperemos que se reflexione durante el fin de semana".

Comentá la nota