Para Mansilla el Ejecutivo debe hacer un esfuerzo

El concejal Carlos Andrés Mansilla sostuvo nuevamente que el municipio tiene que hacer un esfuerzo y dar respuesta a los trabajadores municipales: "el monto que están pidiendo los trabajadores para llegar a un acuerdo no es imposible de conseguir, se aprueban otros gastos y luego dicen que no hay recursos para aumentos salariales".
Como ejemplo hizo referencia al Acta de Redeterminación de Precios firmada por el Municipio y la empresa CLEAR S.R.L. (que tiene a su cargo el relleno sanitario de Tandil hasta comienzos de 2010) mediante la cual con fecha 21/09/2009 se reconocieron mayores costos a dicha firma por $ 215.283,89 y que el Concejo Deliberante se dispone a probar en la próxima sesión con el seguro voto de la mayoría oficialista.

"Es una paradójico, se reconoce un aumento en el contrato de la empresa concesionaria que se encarga de enterrar la basura y a los trabajadores municipales que hacen la recolección de la misma basura no se les reconoce un aumento. Esta acta de redeterminación se firmó con la empresa CLEAR S.R.L. en el mismo momento en que se les niega a los trabajadores lo que reclaman justamente. Lamentablemente esto no hace mas que confirmar lo que junto a otros concejales venimos señalando hace tiempo: para el ejecutivo municipal los trabajadores no son prioridad", explicó el edil opositor.

Destacó que "otra redeterminación de precios fue aprobada en julio de 2009 por la mayoría radical en relación al contrato de la firma SORSA S.A. por la repavimentación de 30 cuadras, en ese caso se le reconocieron $ 100.120,44 por los mayores costos. Otro ejemplo es la aprobación de la Ordenanza Nº 11.405 de marzo de este año que reconoció $ 139.935 deudas no contabilizadas en los ejercicios 2005 y 2006 por la cuestionada provisión de medicamentos para el Hospital Municipal (gastos similares ya han sido observados por el Tribunal de Cuentas)".

Finalmente, recordó Mansilla que aún persiste otro interrogante planteado a las autoridades del Hospital: "¿porque en los gastos presupuestados para 2009 del Hospital Ramón Santamarina, el municipio tenía aprobados $980.000 para abonar deudas y a junio ya había comprometido pagar deudas por $ 2.421.826? ¿Por qué se reconocen 1.400.000 pesos más sin partida presupuestaria?

Finalmente sostuvo el concejal: "Por qué hay recursos para algunas cosas y no para los trabajadores? En los tiempos de bonanza no se hicieron las previsiones ni los ajustes estructurales necesarios, las prioridades no fueron las correctas y hoy estamos en un escenario complicado. El municipio tiene que dar una respuesta: primero los trabajadores".

Comentá la nota