Para Lunghi, la recuperación de La Florida es obra de “buscar el pasado para reinventarlo”

El Intendente encabezó ayer la reinauguración de la quinta perteneciente a Unión y Progreso. “Sabemos mirar por el espejo retrovisor de la historia para ir en busca de aquel pasado”, aseveró. El Municipio invertirá cerca de 400 mil pesos en el predio.
El intendente Miguel Lunghi consideró ayer que la recuperación de la Quinta La Florida es la consecuencia de “buscar el pasado para reinventarlo”, al referiste al convenio que el Municipio firmó con la sociedad de fomento Unión y Progreso para reacondicionar y abrir el predio nuevamente a la barriada.

Una gran cantidad de vecinos acompañó al jefe comunal durante el acto, en el que se desarrollaron pruebas deportivas, hubo sorteos, números musicales y la presentación del cómico revisteril Miguel Angel Cherutti.

La sociedad de fomento Unión y Progreso adquirió la Quinta La Florida a la Iglesia Anglicana en 1979, bajo la conducción del a la postre intendente tandilense Américo Reynoso.

El actual presidente de la entidad de Villa Italia, Miguel Giménez, celebró “lo maravilloso de ver tanta gente” presenciando el acto e insistió en que “La Florida ha sido una preocupación constante para la sociedad de fomento”.

“Se necesitaba de una inversión muy grande, que Unión y Progreso no estaba en condiciones de realizar”, expresó Giménez y valoró que con esta reapertura “los socios de Unión ganarán en servicios”.

“Así se concreta la mayor finalidad de la sociedad de fomento: trascender a la comunidad”, acotó.

El presidente destacó la labor del secretario de Desarrollo Social, Julio Elichiribehety, en la elaboración del proyecto, que en esta primera etapa presenta el trabajo sobre las canchas de fútbol 7, fútbol 11, hockey, pelota a paleta y padel.

Además, se reacondicionaron el quincho, el sector de parrillas, un salón de usos múltiples, un anfiteatro y una nueva plaza de juegos.

En el final, Giménez se mostró convencido de que el acuerdo de comodato con el Municipio por ocho años, en el que el Gobierno invertirá unos 400 mil pesos hasta 2011, tendrá todavía mayores resultados, y le trasladó un nuevo pedido al Intendente: “A La Florida le hace falta una pileta de natación, por lo que dejo pendiente el compromiso de este sueño anhelado”, cerró.

El valor

del pasado

“Entregamos cuatro pelopinchos, así que he cumplido con mi palabra”, bromeó Lunghi en el inicio de su discurso, durante “el acto de recuperación de un espacio histórico para la barriada, pero también histórico para Tandil”, enfatizó.

“También venimos a celebrar un acuerdo de buena voluntad, un acuerdo de progresismo institucional entre el club Unión y Progreso y el Municipio de Tandil, y en este punto quiero recalcar la actitud de generosidad y disposición del amigo Miguel Giménez. Sin mezquindades, con la camiseta de su club y la camiseta de nuestra ciudad, empezamos a construir juntos este proyecto que hoy felizmente se concreta”, manifestó el Intendente.

Además, consideró que “asistimos a la recuperación de una obra que perteneció a una joya de nuestra historia, que tiene una enorme potencialidad y que estaba esperando que todos juntos trabajáramos para desarrollarla, como también le había ocurrido al Hipódromo de Tandil”.

Durante el cierre, el jefe comunal ahondó en la revalorización del pasado y aseveró que “esta gestión de gobierno está atenta y sensible a las novedades que nos trae el futuro, pero sabemos mirar por el espejo retrovisor de la historia para ir en busca de aquel pasado, para reinventarlo y transformarlo con trabajo y voluntad, para ponerle pasión y recursos económicos, y recuperarlo como lo estamos haciendo hoy con un solo objetivo: que la Quinta La Florida vuelva a recrear su maravilla paisajística, deportiva y social para el disfrute de nuestra comunidad” concluyó. *

Comentá la nota