Más para la Legislatura, menos para la Justicia

El Poder Ejecutivo giró $ 25 millones a la Cámara y $ 6 millones al Poder Judicial para que afronten el impacto de las subas salariales. El dinero fue remitido en cumplimiento de la Ley 8.116, mediante la que se amplió el Presupuesto 2008. En Tribunales esperaban contar con unos $ 15 millones.

Los poderes Legislativo y Judicial recibieron recursos para poder atender el pago de los aumentos salariales otorgados a los empleados públicos. Los fondos fueron remitidos por el Poder Ejecutivo en cumplimiento de los ajustes autorizados por la Ley 8.116, sancionada el 25 de setiembre. Esa jornada se aprobó un incremento del presupuesto 2008 en $ 550 millones.

De ese monto, a la Legislatura le remitieron $ 25 millones -ingresaron en la partida Gastos de Personal-, lo que implica que recibió $ 5 millones más de lo que se había mencionado originalmente. Eso significa un incremento del orden del 25% respecto de la pauta de ingresos aprobada para el primer año de gestión del vicegobernador, Juan Manzur.

Merma

En tanto, a la Justicia le correspondieron $ 6 millones. De esta cifra, $ 4,2 millones serán gastados en salarios de los empleados del centro judicial de la capital; poco más de $ 1 millón en el Concepción; casi $ 265.000 se destinarán a Monteros; $ 461.000 irán para la Justicia de Paz Lega y $ 51.300 para la Junta Electoral Provincial.

La cantidad es significativamente menor que la que se había conversado en forma extraoficial durante el debate parlamentario. En ese momento se habló de $ 15 millones ($ 9 millones más de los otorgados) para la Justicia, lo que abriría la posibilidad de futuras nuevas remisiones de dinero. Para ello, la Corte Suprema de Justicia dependería de los respectivos decretos del PE, firmados por el gobernador, José Alperovich, y por el ministro de Economía, Jorge Jiménez.

Pendientes de destino

Del grueso del incremento presupuestario general, más de $ 388,6 millones fueron distribuidos por el decreto 3.193 en distintos estamentos de la administración central y los organismos descentralizados. Luego, hubo otras partidas menores complementarias entregadas para cubrir el pago mensual de haberes, en el orden de los $ 4 millones.

Acumulados los montos y destinos, en las arcas del Estado todavía quedan disponibles y listos para utilizar cerca de $ 126,5 millones, que representan alrededor del 23% del monto total. Según la ley que aumentó el presupuesto de este año, sólo pueden destinarse a atender las erogaciones de los empleados estatales.

Comentá la nota