Para Ledesma la concejal Rotta es Chirolita y el senador Victor Luna es Chapman

El dirigente justicialista Juan Carlos Ledesma, critico a la concejal de Recreo Norma Rotta, quien había descalificado la gestión de gobierno de Ramón Saadi. "Resulta al menos sospechoso y hasta gracioso que quien fue cómplice de las reelecciones del actual senador Víctor Luna y que quien solamente es capaz de llegar a ocupar el cargo de concejal por los designios arbitrarios de los dirigentes de la ciudad capital sea tan caradura de salir a afirmar tamaña calumnia" dijo.
Para Ledesma, "Norma Rotta fue mandada a decir las barbaridades que dijo por el senador Luna y es en consonancia con las estrategias electorales de reelegirlo nuevamente como senador y perpetuarse en el cargo, erigiéndose como el único capaz de ocupar ese cargo y en un total desmerecimiento a la dirigencia de la UCR de La Paz".

Y advirtió que "a nadie duda que este, es el gobierno más inepto, incapaz e intolerante de la historia de nuestra provincia, superando aún al del castillismo más vernáculo y mientras otras provincias vecinas como Santiago del Estero y La Rioja crecen en forma permanente y sostenida, Catamarca crece pero en lo más terrible y funesto de la democracia: los hechos de corrupción no dejan de salpicar a los colaboradores más cercanos del gobernador y de destruir las arcas provinciales que son nada más y nada menos que de todos los catamarqueños".

Ledesma replicó que "Evidentemente esta chica debe ser junto al senador Luna parte de esa parcela pequeña de catamarqueños que vive muy bien y del estado provincial", por otra parte, dijo que, "mientras casi el 95% de los catamarqueños viven en la desidia, la incertidumbre, pasando el día a día y sin saber como van a enviar a sus hijos a las escuelas porque muchas veces o los mandan a la escuela o optan por darles de comer, pero claro ni Rotta ni Luna nunca lo van a saber porque no saben lo que padecen los catamarqueños los 365 días del año".

"Esta chirolita y su chapman deberían saber que los catamarqueños aspiramos a vivir y trabajar en paz y que observamos azorados como las enormes posibilidades de crecimiento y progreso que se dieron en un contexto nacional muy favorable, se dilapidaron por la obcecación y la necedad de un gobierno cuyas principales figuras no se animan a actitudes sensatas, honestas e inteligentes y encima no reparen en modificar su soberbia", afirmó Ledesma finalmente.

Comentá la nota