Para el Justicialismo, el presupuesto participativo es "fantástico pero escaso"

El miércoles se lanzó el foro promotor en María Ignacia. Matías Civale destacó las virtudes del proyecto. Antonio Ferrer coincide, pero sostienen que el municipio debe "duplicar" los recursos para la localidad.
El oficialismo y la oposición respaldaron ayer las bondades del presupuesto participativo, que en una prueba piloto, se implementarán en Vela y Gardey.

Funcionarios del Ejecutivo fueron a María Ignacia el pasado miércoles, donde se entrevistaron con representantes de instituciones intermedias, un puntapié inicial para la discusión abierta sobre las prioridades en la localidad.

La oposición, en tanto, salió a elogiar la medida, que además "fue propuesta por nosotros en la campaña electoral", recordó el concejal Antonio Ferrer, del Frente para la Victoria.

No obstante, el profesor justicialista, un hombre de vínculos estrechos con María Ignacia, opinó en declaraciones a LA VOZ que la comuna debería ampliar las partidas presupuestadas para la localidad rural.

El municipio programó para Vela la inversión de 1.374.000 pesos durante 2009. Según Ferrer, esa cifra debería –al menos- "duplicarse, llegar a los 3.000.000 pesos". De igual manera se expidió sobre Gardey, donde se presupuestaron 651.000 pesos.

Con todo, a través del contador Matías Civale, secretario de Economía municipal, el Gobierno mostró ayer las bondades del denominado "foro promotor", la etapa preliminar antes de poner en marcha el presupuesto participativo.

"La propuesta es fantástica, pero el dinero debería ser mayor, una población como Vela, por su cantidad de habitantes, merece más", consideró Ferrer.

Para el concejal del FPV, el participativo le otorga "cierta autonomía y descentralización" en la toma de decisiones a estas localidades. Además, se dieron "experiencias exitosas en otros municipios. El delegado a veces tiene que venir a Belgrano al 400 en busca de fondos para invertir en el corto plazo", comentó el legislador opositor.

Sin embargo, no olvidó que María Ignacia, principalmente, necesita obras de infraestructura grandes imposibles de cubrir con poco más de un millón de pesos. Por caso, el acceso al pueblo, asignatura pendiente de la Provincia. Así como cuestiones referidas a los servicios.

No obstante, Ferrer llamó a fortalecer el rico desarrollo cultural velense, y reforzar la actividad de los clubes y ONGs, así como los establecimientos educacionales, "una verdadera usina de proyectos para toda la población", como por ejemplo, el agroturismo creado por la Escuela Media Nº 5.

DIECISEIS INSTITUCIONES

Con la primera reunión de promoción y difusión, realizada este miércoles en la sede de la delegación y de la que participaron 16 instituciones, el municipio inició el proceso para la puesta en marcha de la primera experiencia de presupuesto participativo en María Ignacia Vela.

A partir de este mecanismo, los propios vecinos podrán decidir directamente sobre el destino de los recursos asignados y elegir las obras y trabajos a realizar, de acuerdo a las necesidades que consideren prioritarias. La prueba piloto se concretará en esa localidad, luego en Gardey y a mediano plazo se irá extendiendo a las diferentes zonas de nuestra ciudad.

El Secretario de Economía y Administración del Municipio, Matías Civale, explicó que el encuentro desarrollado en Vela "es el paso preparatorio para la implementación de la prueba piloto en esa localidad. La reunión es parte de lo que se llama foro promotor, que incluye charlas con diferentes instituciones y vecinos para difundir y explicar de qué se trata la metodología del presupuesto participativo".

"Esta convocatoria inicial se hizo a las instituciones de Vela, como clubes, agrupaciones folklóricas, la comisión de damas del hospital Larreta, la Escuela media 5, la escuela primaria y el jardín de infantes, y el Rotary, entre otras, para que sean difusoras de la propuesta y de incentivación a la participación de los vecinos", puntualizó.

Civale enfatizó que "el objetivo es que esta nueva herramienta de gestión se extienda paulatinamente a todas las zonas de Tandil, avanzando además en la generación de una nueva cultura democrática y de participación de los vecinos en las decisiones y la utilización de los recursos públicos".

Comentá la nota