Para la Justicia no existió fraude en el default de la gasífera TGN

Un tribunal revocó la resolución de la autoridad de valores que acusaba de "irregulares" las decisiones de la empresa. Es el tercer rechazo en el año
La Justicia le asestó un nuevo revés al Gobierno en el marco de la pelea que mantiene con la gasífera TGN, en manos de Techint, Total, CGC y la malaya Petronas, que está intervenida desde finales del año pasado. La empresa comunicó ayer a la Comisión Nacional de Valores (CNV), paradojas mediante, que un tribunal había rechazado una resolución de ese mismo organismo, encargado de regular el mercado de valores, en la cual sostenía que la empresa había entrado de manera irregular en cesación de pagos.

El revés para la CNV llega en un momento crucial: a principios de noviembre, el ex titular de la entidad, Eduardo Hecker, se fue del organismo debido a presiones del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para ejercer un mayor control sobre Papel Prensa. Y su sucesor, Alejandro Vagnoli, prometió una Comisión con controles más rígidos.

La CNV había declarado la "ineficacia y la irregularidad" del default en el que entró la compañía el 22 de diciembre de 2008 debido a que el acta de asamblea no se había transcripto de inmediato. A esos argumentos, la Sala B de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial respondió con la revocación de la Resolución Nº 16.060, dictada por la CNV.

Según la empresa, el tribunal consideró que "ante el silencio de la ley, que no dispone plazo determinado alguno para la redacción y firma del acta de la sesión del Directorio, es la costumbre la que debe regular esta situación singular". Y agrega que "las actas se confeccionen antes de la sesión siguiente".

El tribunal agregó que "no pudo reputarse ilegítima la transcripción del acta respectiva en el libro de reuniones del Directorio transcurridos tan sólo tres días hábiles desde la celebración del acto". Y concluyó que "no existe como obligación legal una presunta ‘inmediatez‘ entre la celebración de la sesión y la confección y firma del acta. Ningún habitante de la Nación puede ser obligado a hacer lo que la ley no manda ni privado de lo que ella no prohibe".

En la práctica, éste es el tercer revés que sufre el Gobierno a manos de la Justicia por el caso TGN. Luego de la resolución de la CNV, el interventor del Enargas –el ente que regula al sector–, Antonio Pronsato, inició una denuncia penal contra directivos de la empresa por supuesta defraudación ante el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral. La denuncia se archivó en mayo por "inexistencia de delito". Y en marzo, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal dictó una medida cautelar suspendiendo las facultades de coadministración del Enargas.

"En la empresa se observan las respuestas de la Justicia como una confirmación de que las cosas se hicieron bien. Y termina de despejar cualquier duda respecto del comportamiento de la compañía, ya que se había instalado la idea de un default fraudulento", aseguran conocedores del día a día de la gasífera.

La intervención de la gasífera es paradigmática, dado que en ese movimiento se definió la política a seguir con todas aquellas empresas que entraran en cesación de pagos. La siguieron Ausol, que dejó de pagar los intereses de su deuda hace una semana y fue intervenida, y ya llegaron amenazas con respecto a un desembarco oficial en Metrogas, que podría dejar de pagar su deuda el 22 de diciembre.

Comentá la nota