Para Jaque, quienes lo silbaron en Tunuyán fueron sólo "dos o tres inadaptados"

Aunque el hecho fue confirmado por varias fuentes, el gobernador negó haber recibido una silbatina generalizada en la Fiesta de la Vendimia de Tunuyán. Y afirmó que algunos medios quieren falsear la realidad para perjudicarlo. Insistió en que la gente le tiene "cariño".
El gobernador Celso Jaque visitó este lunes la comuna de Guaymallén. Antes de ingresar a una reunión con el intendente Alejandro Abraham, el mandatario calificó a quienes lo silbaron y abuchearon en la Vendimia de Tunuyán como “inadaptados”, pero además puntualizó que sólo fueron “dos o tres” quienes reprobaron, de ese modo, su gestión. Agregó, que el pueblo de Mendoza le demuestra "cariño".

De esta manera el mandatario negó lo que todos dicen: que el jueves, durante la elección de la reina de la Vendimia de Tunuyán, sufrió una dura reprobación, actitud del público que se habría repetido en la Vendimia de San Martín el sábado.

El mandatario dijo a los medios que quienes los silbaron fueron apenas “un grupo de inadaptados” y que no se puede decir que fueron muchas las personas que lo reprobaron la noche del jueves, porque si eso hubiese ocurrido “estaríamos calificando mal al resto de los ciudadanos que estaban presentes”.

Acto seguido, dijo que nadie se hizo eco del buen trato que recibió en el Este: “Por ejemplo, no vi en ningún lado el recibimiento de Rivadavia”.

Pero volvió a insistir con la idea de que fueron muy pocas personas las que lo silbaron y desarrolló la idea de que para con él hay encono de algunos sectores. “Recuerdo lo que sucedió en una visita del presidente anterior (por Néstor Kirchner) a Mendoza, cuando en un departamento (Maipú), un grupo de personas hizo algo similar (al silbar a Cobos). Todo el mundo lo calificó de inadaptados y se hablaba de cómo se podía permitir rozar la figura del Gobernador”, recordó. Así demostró Jaque le disgustó que los medios reflejaran la desaprobación del público en Tunuyán.

Según Jaque, algunos medios quieren hacerle creer a la gente cosas que no suceden. “Pareciera ser que ahora la tónica ‘es tratemos de instalar como sea esto’, como si en toda la provincia hubieran mendocinos que no quieren al Gobernador y esto no es así”, dijo con tono enérgico.

Luego agregó: “Lo que yo siento de la gente es cariño, permanentemente nos están diciendo que no aflojemos, que trabajemos en función de los problemas y lo seguiremos haciendo así. Siento el cariño y voy a trabajar todos los días, sea cual fuera la acción de algunos que no les gusta que yo esté cumpliendo la función que me dieron los mendocinos para que a todos nos vaya bien. Así que no le quiero dar demasiada importancia a esos temas”, finalizó.

Comentá la nota