Para el intendente Gorosito, Lissalde tiene un doble discurso

El jefe comunal de Saladillo respondió que el ahora presidente del PJ en lo privado dice una cosa y en lo público, otra. "Ha tenido actitudes, por lo menos en lo privado, elogiosas diciendo que yo no era el adversario y hablando mal de sus conmilitones", agregó.
El senador y presidente del Partido Justicialista, Ricardo Lissalde, ha hecho en los últimos días duras declaraciones públicas sobre la gestión de Carlos Gorosito al frente de la administración municipal de Saladillo diciendo que su continuidad en el cargo sería lo peor para Saladillo.

En respuesta a sus apreciaciones, el mandatario comunal manifestó que el senador tiene un do-ble discurso, ya que en lo privado ha dicho una cosa y luego en público ha expresado otra.

"Ha tenido actitudes, por lo me-nos en lo privado, elogiosas diciendo que yo no era el adversario y hablando mal de sus conmilitones. Me acuerdo que en las jornadas que se hicieron frente al Palacio Municipal cuando estaba el problema de la resolución 125, que luego nos trasladamos al centro de la plaza principal, él con una mano sobre mi hombro me decía que yo no era sus adversario político, que era otro… ustedes saben a quien me refiero", comentó.

"El problema que vengo notando es que un día te dice una cosa y otro día te dice otra", sostuvo. Dijo que le han causado sorpresa las declaraciones realizadas ya que se ha roto de esa manera "un acuerdo tácito que había de no agresión".

Expresó que alguna vez, cuando el escribano había recién culminado sus estudios y le había solicitado un puesto en su administración, le dijo que la gente se con-fundía porque el tenía un apellido peronista, pero no lo era.

"Este muchacho me dice que un día está con (Daniel) Scioli, otro con (Felipe) Solá, con (Eduardo) Duhalde, va cambiando y ahora dice que no está con Kirchner. Y la verdad no entiendo absolutamente nada".

Gorosito expresó que Lissalde le había comentado que se iba a presentar como candidato a presidente del Partido Justicialista y que tenía dudas de que los demás se presentaran porque le tenían miedo. "Hasta me dijo que en las elecciones le intentaron marcar el voto", indicó.

"Siempre dijeron que yo estaba desgastado, pero hasta ahora yo no entro con la gente al cuarto oscuro y la gente lo ha acompañado ya que tengo cinco mandatos consecutivos. Después de verá en las urnas si es que vuelvo a ser candidato para algo nuevamente. Cuando se me someta nuevamente a un proceso electoral se verá si tengo o no consenso", aseguró.

Comentá la nota