Para Integración Ciudadana, el desenlace con Tarjebus fue producto de la relación Municipio-Plaza

Mediante un comunicado de prensa, desde Integración Ciudadana entendieron que el nuevo convenio firmado entre la Municipalidad y Tarjebus es el desenlace de la relación entre el Municipio y el Grupo Plaza.
En el escrito, indicaron que todo comenzó con un "subsidio encubierto" cuando la comuna debió hacerse cargo de abonar los costos del servicio que antes pagaban las empresas locales, debido a que la firma capitalina se negó a hacerlo.

Agregaron que en aquel convenio la municipalidad asumía obligaciones, con una "dudosa contraprestación" en la que recibía información que, sin ningún convenio previo, igualmente debería recibir.

Más adelante hicieron referencia a las declaraciones del subsecretario de Gobierno, Andrés Ombrosi, quien sostuvo que la comuna estaba siendo "extorsionada" por Tarjebus y luego sobrevino la incautación mediante un decreto firmado por el intendente Breitenstein.

"La ruta del escándalo culmina en un nuevo convenio donde la municipalidad garantiza un pago mensual de 75.625 pesos. El expediente llega sin visado de la asesoría letrada, sin imputación presupuestaria, compromete recursos del presupuesto 2010, y se refiere a la ‘cesión del establecimiento´ es decir de la empresa Tarjebus, operación que lisa y llanamente violaría la Ley 11.867 de Transferencia de Fondo de Comercio", concluyeron.

Comentá la nota