Para el Indec el umbral de pobreza subió más que la inflación

En noviembre toda familia de cuatro miembros que no llegó a reunir ingresos por $1.056,10 resultó pobre, a los ojos del organismo oficial de estadística. Aumentó 1% en el mes y 7,9% en los últimos doce meses.
Del mismo modo, aquellos hogares formados por dos adultos y dos niños cuyos recursos monetarios no llegaron en dicho mes a sumar $469,77 fueron considerados como indigentes.

Sufrieron un encarecimiento de la canasta básica de alimentos de 1,3%, tres décimas más que la tasa de inflación que el Indec calculó para el promedio de todos los hogares de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, aunque en la comparación interanual experimentaron menor aumento que la inflación, al ascender sólo 5,88% en la medición oficial.

Del cotejo de los precios considerados por el organismo oficial de estadística surge que la inflación golpeó más a los sectores con ingresos más rezagados de la sociedad, en contraste con los más acomodados.

De este modo, se cumple la máxima que enseñan los libros de economía de que "la inflación afecta siempre más a los que menos tienen".

Aunque en la Argentina pareciera que ese fenómeno no responde a la incapacidad para defender el poder de compra de sus ingresos, sino, como surge de los datos del Indec, al caso de que los recursos aumentan más que la inflación, por efecto de los planes asistenciales, y de ese modo contribuyen a impulsar los precios de los productos que demandan más que el promedio de la economía.

En realidad, se trata de aparentes inconsistencias entre uno y otro indicador, como desde hace más de dos años vienen sosteniendo destacados económicas y ex directores del Indec.

Variaciones absolutas

Según los números del Indec, en noviembre el valor de la Canasta Básica de Alimentos se elevó en $5,88 y el de la Canasta Básica Total en $10,52, mientras se mantuvo el salario mínimo, vital y móvil fijo en 1.440 pesos.

No obstante, a los ojos del Indec, los índices de indigencia y pobreza bajaron drásticamente en la comparación interanual, porque en los últimos doce meses la CBA subió $26,09 y la CBT, $88,04, mientras el SMVM aumentó en $240 y el haber jubilatorio mínimo se incrementó en 137,27 pesos.

Pero no sólo eso, también agregó en noviembre el anuncio anticipado con liquidación en diciembre de la Asignación Universal por Hijo de $180, hasta cuatro hijos, para quienes reúnan ingresos inferiores al SMVM, y además a los jubilados y pensionados otorgó una asignación de entre $350 y $200 para los que cobran entre la mínima y un máximo de $1.500 por mes.

Lo cierto es que los umbrales de indigencia y pobreza del Indec se ubican muy alejados de los $806,30 y $1.650,80, respectivamente, que estimó FIEL.

Comentá la nota