Para el Indec se crece al 7,4%, pero según la Afip hay estancamiento económico

La inconsistencia de los datos de la actividad económica y el empleo es advertida por economistas de Idesa. Mientras que para el organismo recaudador diciembre fue recesivo, para el Indec hubo recuperación.
Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) “no sólo son inconsistentes con la percepción de las empresas y familias, sino que tampoco guardan coherencia con la evolución de la recaudación impositiva”, advirtió ayer un informe de Idesa.

La entidad cuestionó las últimas cifras sobre actividad económica (7,4 por ciento) y empleo difundidas el viernes a última hora por el Indec que reavivaron la polémica sobre la credibilidad de los índices oficiales. “Los datos no sólo son visiblemente inconsistentes con la percepción de las empresas y las familias, sino que tampoco guardan coherencia con la evolución de la recaudación impositiva que oficialmente difunde la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip). Manipulando estadísticas no se va a lograr cambiar la realidad”, afirmó, al tiempo que los economistas consideraron que para “revertir el acelerado proceso de deterioro de la situación económica y social es clave reconstruir el sistema estadístico nacional”.

El informe subrayó que “la degradación” del sistema estadístico comenzó con “la mala práctica” de adelantar extraoficialmente datos parciales “con fines políticos”. “Pero alcanzó niveles extremos con los últimos informes del Indec. Las irregularidades sólo pueden ser explicadas por la intencionalidad política de matizar los síntomas de una situación socioeconómica con clara tendencia al deterioro”, afirmó y los especialistas entienden que este tipo de prácticas “aumenta el descreimiento” sobre las estadísticas oficiales.

La consultora tomó como ejemplo la inconsistencia de los datos anunciados comparando la evolución de la producción y el empleo de los datos del Indec con los de recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de la Afip. “En líneas generales, cabe esperar dinámicas parecidas, ya que el principal determinante de la recaudación de este impuesto es el nivel de actividad económica”, fundamentó. Sin embargo, Idesa refleja con números que cuando la tendencia en la producción y el empleo son desfavorables “sorpresivamente aparecen estos últimos informes anunciando un fuerte quiebre de tendencia”, lo que “entra en clara contradicción con la información de la Afip sobre recaudación de IVA (un parámetro de la marcha de la actividad económica”.

“La recaudación del IVA-DGI muestra un claro declive alcanzando su punto mínimo en diciembre de 2008, precisamente el mes del renacer según las estadísticas del Indec”, añadió. De acuerdo al Indec, la actividad económica creció hasta setiembre de 2008 al 7,6 por ciento, en octubre al 5,3 por ciento, en noviembre al 4,6 por ciento y en diciembre vuelve a crecer al 7,4 por ciento. En cuanto al empleo, crecía en el primer trimestre de 2008 a 1,8 por ciento, en el segundo al 0,8 por ciento, en el tercero el 0,5 por ciento y en el cuarto pasa a crecer 2,4 por ciento.

En cambio, según la Afip, hasta octubre de 2008 la recaudación de IVA-DGI crecía al 31 por ciento anual, en noviembre subió el 24 por ciento y en diciembre aumentó apenas el 13 por ciento, valor que si se descontara la inflación muy probablemente implique una caída en términos reales. Tomando esos números, desde la consultora señalaron que “cuando la tendencia en la producción y el empleo son claramente desfavorables, sorpresivamente aparecen esos últimos informes anunciando un fuerte quiebre de tendencia; pero entra en clara contradicción con la información de la Afip sobre la recaudación de IVA”.

Y fueron más allá al asegurar: “lo que para la Afip es un mes de recesión, para el Indec es el mes de la recuperación. Se consolidan las evidencias de que la manipulación de la información oficial es profunda y generalizada”, indicaron.

Comentá la nota