Para la Iglesia, la inseguridad "es uno de los grandes dolores de los argentinos"

Así lo manifestó el vocero del Episcopado, el obispo Jorge Oesterheld. Abogó porque reinen en el país la "reconciliación" y "la paz". Lo dijo antes de la reunión de las autoridades eclesiásticas del país. El cardenal Bergoglio está ausente por un fuerte cuadro gripal
El obispo Oesterheld afirmó que la inseguridad "es uno de los grandes dolores de los argentinos y también de la Iglesia". Las palabras del religioso fueron pronunciadas antes del inicio de la última reunión del año de la Conferencia Episcopal.

Además, el obispo se pronunció en favor de que se logre "un país reconciliado y en paz, donde todos los argentinos podamos convivir".

El encuentro se lleva a cabo sin la presencia del cardenal Jorge Bergoglio, ya que según informaron voceros del Episcopado, amaneció con algo de "fiebre" por lo que el encuentro de obispos era encabezado por el arzobispo de Tucumán, Luis Villalba.

El plenario es en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina, Suipacha 1034, y tratará el intercambio sobre la realidad socio-político-pastoral del país.

En esa instancia, los obispos expresarán sus opiniones sobre cuestiones de actualidad, donde pueden surgir tópicos como la pobreza, la reciente polémica por el "matrimonio" entre personas del mismo sexo, la crisis "eminentemente moral" que dicen afecta al país, y la queja por las dificultades que tiene la dirigencia para "acordar" políticas de Estado.

La Iglesia criticó recientemente que ni la reforma política, a la que el Poder Ejecutivo vetó dos artículos clave para los partidos minoritarios, ni la asignación familiar por hijo, establecida por decreto presidencial, hayan salido por un amplio consenso en el Congreso.

Pese a que no se difundió el habitual temario oficial, fuentes eclesiásticas anticiparon que los obispos no descartan difundir un mensaje de Navidad, con contenido "esperanzador" para "todos los argentinos".

Las mismas fuentes desestimaron "de momento" que la cúpula episcopal vaya a pedir una audiencia con la presidente Cristina Kirchner para llevarle "un saludo" de fin de año.

En dos días de deliberaciones, los obispos analizarán cuestiones internas de la Iglesia y escucharán informes de las comisiones episcopales.

En tanto, el vicepresidente segundo, José María Arancedo, informará sobre su participación en Roma de los actos por los 25 años del Acuerdo de Paz y Amistad entre la Argentina y Chile, marco en el que la primera mandataria se reunió con el papa Benedicto XVI, al igual que su par chilena Michelle Bachelet.

Comentá la nota