Para hacer los DNI Siemens admitió que pagó coimas en el país

Involucró al menos a tres gobiernos
WASHINGTON.? Por primera vez de manera oficial, por escrito y ante una Corte Federal de Estados Unidos, el gigante alemán Siemens reconoció ayer que pagó o se comprometió a pagar más de US$ 105 millones en coimas a funcionarios de los gobiernos de Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde, según informó ayer el Departamento de Justicia norteamericano. El objetivo de Siemens fue conseguir y luego retener el contrato para la confección de los pasaportes y documentos de identidad (DNI).

El reconocimiento llegó tras alcanzar un acuerdo con la División Criminal del Departamento de Justicia y la Comisión Nacional de Valores estadounidense (SEC, en inglés). Juntos presentaron una declaración ante el juez Richard Leon, de esta capital, que fijó ayer la condena: Siemens desembolsará más de US$ 800 millones al fisco en Estados Unidos, lo que se sumará a otros US$ 533 millones que afrontará en Europa.

La multinacional admitió un amplio abanico de conductas delictuales en distintas partes del mundo, pero con tres capítulos que se describieron por separado. Fueron para sus prácticas corruptas en la Argentina, Venezuela y Bangladesh. En cada caso, pagará otros US$ 500.000.

"Iniciando alrededor de septiembre de 1998 y continuando hasta 2007, Siemens Argentina hizo y causó que se hicieran pagos significativos a varios funcionarios argentinos, tanto de manera directa e indirecta, en un esfuerzo por mantener negocios en marcha o asegurarse futuros negocios", expuso el jefe de la Sección Fraude de la División Criminal, Steven Tyrrell.

Según su escrito y otros dos que acompañó, queda claro, sin embargo, que los destinatarios centrales de las coimas fueron funcionarios de Menem y un puñado de De la Rúa; que hubo otro esfuerzo por revivirlo durante la gestión Duhalde y que no se alude a los kirchneristas, aun cuando los pagos hayan llegado hasta enero de 2007.

La operatoria incluyó desembolsos directos de subsidiarias de Siemens por US$ 15,7 millones, triangulaciones por medio de un "grupo consultor" (otros US$ 35,1 millones), y giros por medio de cuentas o sociedades en Uruguay, Dubai, Estados Unidos y las Bahamas por "al menos" US$ 54,9 millones. Siempre, ocultos en "consultorías" o "gastos legales", hasta llegar a un total de US$ 105,7 millones.

Al presentar su exposición, Tyrrell reconoció la colaboración de Siemens para determinar los delitos. Pero aun así, pidió y obtuvo del juez León que fijara la multa en US$ 800 millones, la cifra más alta de este tipo en la historia de Estados Unidos, con jurisdicción sobre Siemens, ya que la empresa opera en la Bolsa de Nueva York y debe acatar sus leyes.

Disputas reveladoras

Como contrapartida, el Departamento de Justicia evitó nombrar a los funcionarios argentinos y ejecutivos de Siemens involucrados en la operatoria. Los identificó con ambigüedades tales como "agente A", "ejecutivo B", "consultora A" y "ex funcionario A". Pero el cúmulo de información es tal que LA NACION delineó algunas identidades con cierto grado de certeza con la ayuda de dos ex funcionarios, archivos de medios y de la propia Siemens.

La reconstrucción fue posible, en particular, porque el pago de sobornos en la Argentina incluyó también una disputa entre Siemens y el "grupo consultor" que incluyó un arbitraje en Zurich y documentos cruzados que obtuvo la Fiscalía de Munich. Más aún, uno de sus ejecutivos redactó un sumario "describiendo los pagos pendientes a funcionarios del gobierno o miembros de su familia, listados por el monto adeudado y las iniciales de sus destinatarios", según las autoridades norteamericanas.

La primera alusión a esa lista se hizo meses atrás, cuando se filtró a la prensa alemana. Las únicas iniciales conocidas fueron "CC", con US$ 9,75 millones; "HF", con una cifra idéntica; "CM", con US$ 16 millones; y "CS", por otros US$ 7,5 millones. Los ex funcionarios serían, según la prensa alemana, el ex ministro del Interior Carlos Corach y al ex director de Migraciones Hugo Franco, que negaron haber cobrado sobornos (ver aparte).

El eslabón entre ellos y Siemens fue un ex ejecutivo de la compañía que sería el "CS" de la lista alemana y al que, a su vez, las autoridades norteamericanas señalaron como "agente A". Según fuentes del caso, podría ser el empresario Carlos Sergi, un ex directivo de la propia empresa con participación en varias sociedades y de vínculo fluido con el menemismo. Ese "agente A" se reunió en Miami con enviados de Siemens el 6 de julio de 2001, para negociar el desembolso de US$ 21 millones. Ese mismo agente, que sería la clave de toda la trama, también mantuvo reuniones en Munich, en 2002 y 2003 para urgir pagos adeudados, y aparece como el dueño de un "grupo consultor" que canalizó las coimas y los pagos hasta enero de 2007.

Por Siemens, los protagonistas incluyeron a algunos de sus máximos referentes en Alemania y en la Argentina. Entre otros, su entonces CEO mundial Heinrich von Pierer; su líder para América Latina Uriel Shafer; y, al parecer, su director general para el país Mathias Kleinhempel. Sharef tenía vínculos fluidos con el kirchnerismo, hasta tal punto que en 2007 coordinó una visita de la entonces candidata Cristina Kirchner a las plantas de la compañía en Alemania.

Siemens, sin embargo, no involucró en ningún delito al kirchnerismo. Sí aludió a la gestión delarruista (varios funcionarios intentaron reflotar el acuerdo, incluidos al menos "dos ministros", y uno de ellos habría pedido a cambio entre 6 y 10 millones de dólares), y a la duhaldista, con la que el "agente A" esperaba recuperar terreno.

Las iniciales restantes difundidas en Alemania ("CM"), en tanto, permanecen en las sombras. El Departamento de Justicia no aludió a él en sus escritos, aun cuando fuera el destinatario de los sobornos más elevados. Según expuso la prensa alemana meses atrás, podría ser el ex presidente Carlos Menem.

Cronología

06/02/1998

El contrato

Menem y Siemens

Durante la presidencia de Carlos Menem el grupo Siemens, asesorado por el ex ministro de Justicia Rodolfo Barra, hace la mejor oferta y gana la licitación para la confección de los DNI.

18/08/1999

La presentación

El proyecto alemán

Siemens planea el costo del DNI a 30 pesos cada uno, con IVA incluido. Pero ya en 1998 la justicia argentina había empezado a investigar algunas irregularidades en el proceso licitatorio.

07/04/2001

La recesión

Visita y final

La Oficina Anticorrupción investiga a Siemens en 1999. El ministro del Interior Ramón Mestre visita el Registro de las Personas y a mediados de 2001 De la Rúa rescinde el contrato.

15/08/2008

Los allanamientos

En la mira judicial

El juez federal Ariel Lijo que había empezado a investigar en 2004 el contrato con Siemens; realiza allanamientos en agosto de este año en las oficinas locales de la empresa alemana.

Paso a paso

1) El pacto previo

Siemens acordó con el Departamento de Justicia y con la Comisión de Valores de EE.UU. admitir ante la Justicia sobornos en la Argentina por US$ 105 millones.

2) La confesión

Ayer, por escrito, confesó haber pagado coimas entre 1998 y 2007, y mencionó entre los destinatarios a funcionarios de Carlos Menem y Fernando de la Rúa.

3) La condena

El juez Richard León condenó a Siemens a pagarle al fisco de EE.UU. US$ 800 millones.

Comentá la nota