Para Guzmán Soria el radicalismo quiere la proscripción de los partidos políticos

El presidente del bloque Justicialista de la Cámara de Diputados, Mario Guzmán Soria, defendió de las críticas del radicalismo la ley que reglamenta el piso electoral del tres por ciento exigidos a los candidatos para ocupar sus bancas. Dijo que si el radicalismo quiere la proscripción de los partidos políticos que lo diga con todas las letras.
Guzmán Soria respondió las críticas que el presidente del comité provincial de la UCR, Julio Martínez, hizo de la ley recientemente sancionada que reglamenta el artículo constitucional que exige a los candidatos cumplir un piso del tres por ciento de los votos para ocupar la banca.

Ante la consideración del radicalismo de que la ley reglamentaria de un párrafo del artículo 87 de la Constitución provincial sancionada en la sesión del último lunes es inconstitucional, Guzmán Soria dijo que "si el radicalismo quiere la proscripción de los partidos que lo diga con todas las letras".

Según el legislador la Constitución provincial reformada hace pocos meses no quiere la proscripción sino que haya partidos políticos con un mínimo de un tres por ciento y no partidos provinciales con menos votos del porcentaje exigido. "En ese aspecto -dijo- se hizo la legislación, no se modificó en nada lo que es la realidad".

El diputado señaló que si no se acotaba que se computen los votos entre los partidos departamentales y provinciales nadie iba a sacar los votos exigidos, entonces significaba una proscripción de todos los partidos departamentales. "Si esta realidad no conviene a Martínez o al radicalismo estas son las reglas de juego democráticas", precisó.

El legislador se preguntó ¿por qué Martínez critica a los justicialistas sobre la metodología para elegir los candidatos, cuando ellos hacen lo mismo y además por qué con la ley reglamentaria no se dice nada de las internas simultáneas y abiertas?

Seguidamente Guzmán Soria sostuvo que ellos no pueden darle soluciones jurídicas a problemas estrictamente políticos relacionados a cuál es la forma de juntar votos para ganar una elección.

El planteo del oficialismo señala que si la ley de partidos políticos ya permite la alianza entre partidos departamentales con provinciales, lo que se reglamentó es que el porcentajes del tres por ciento tiene que ser computado a la alianza que conformen los partidos departamentales.

Cabe acotar que el próximo año habrá elecciones legislativas y que la Cámara de Diputados pasará de 23 a 36 miembros y que justamente ese aumento se hizo para que tenga representación la oposición ya que en la actualidad todos son justicialistas aunque llegaron de la mano de otros partidos políticos que no es el PJ.

Desde el radicalismo se señaló que justamente con el piso electoral del tres por ciento se buscaba poner límites a los candidatos de los partidos departamentales que en su mayoría responde al justicialismo.

"DA CLARIDAD"

Para el jefe de la bancada de diputados oficialistas la ley reglamentaria pone claridad e interpreta lo que establece la Constitución provincial y consideró que no se puede permitir planteos judiciales cuando los candidatos estén electos. "Un partido de Vinchina que elija un candidato a diputado y después no puede asumir íbamos a tener lío", sostuvo.

Según el legislador esa situación sí "rompía" con la calidad institucional que se quiere preservar ya que si quedaba tal cual está salvo Chilecito y Capital, el resto de los departamentos es imposible que los partidos departamentales puedan acceder a las bancas.

Al reclamo del radicalismo de que lo mejor para que no corra peligro la representatividad de los partidos de oposición en la Cámara de Diputados son las elecciones internas simultáneas y abiertas en todos los partidos políticos, Guzmán Soria respondió que cada partido dentro de su Carta Orgánica dispone una manera de elegir candidatos. "¿El Estado tiene derecho de meterse en la vida interna de los partidos políticos?", se preguntó el legislador y añadió que con esta ley no legisla como se eligen los candidatos.

Guzmán Soria consideró que tal como está planteado el artículo de la Constitución provincial había peligros de que si un partido departamental no hacía la alianza no iba a poder asumir el candidato que resulte electo porque no iba a conseguir los ocho mil votos exigidos.

Comentá la nota