Para Guinle, hace falta "pasar de la retórica del compromiso a la acción comprometida"

El senador Marcelo Guinle marcó las dificultades para alcanzar un acuerdo internacional amplio en lo referente a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Cumbre del Cambio Climático en Copenhague. "Hay un debate arduo, con una notable dispersión de intereses entre países desarrollados y los que estamos en vías de desarrollo", señaló.
En declaraciones efectuadas a Radio del Mar desde Dinamarca, el legislador indicó que "se ve un enorme movimiento, representaciones de todo el mundo y se vive una gran incertidumbre que se calmará sobre los últimos días cuando lleguen los presidentes y se dé a conocer la definición final del encuentro".

"Hoy, por ejemplo, se ha difundido un documento con lo que sería un poco base de la postura de la Comunidad Europea y esto ha causado una situación contradictoria porque se espera más de los países desarrollados en función de tecnología y fondos y menos condicionamientos para los países que están en vías de desarrollo", explicó.

Consideró que "es un debate arduo, donde el resultado está abierto. Pretendemos un consenso mínimo que permita tener horizontes más claros y compromisos hacia el futuro".

Para Guinle, "hay señales en el mundo que obligan a marchar en el camino que esta cumbre está marcando. Los países desarrollados tienen que hacer un fuerte esfuerzo para crecer sin fomentar la enorme cantidad de gases invernadero".

"Reducir el impacto adverso del cambio climático es posible y viable, sólo se requiere la voluntad y el conocimiento que permita pasar de la retórica del compromiso a la acción comprometida. Esperamos, entonces, que haya un debate serio y que se puedan ir marcando objetivos de mínima, donde el medio ambiente y el comercio puedan coexistir sin perjudicarse", concluyó el senador.

Comentá la nota