Para Grassi, “las obras conseguidas reflejan el trabajo de Regueiro”.

Para Grassi, “las obras conseguidas reflejan el trabajo de Regueiro”.
PRESIDENTE PERON: El edil del bloque del Frente para la Victoria negó que exista un distanciamiento con el oficialismo y destacó la importancia que tiene el plan de obras anunciado por el Intendente “para un distrito con tantas postergaciones”. En este contexto, subrayó “la lucha de Regueiro” para conseguir fondos y “todo el trabajo” que se realiza en el parlamento local.
El concejal del bloque del Frente para la Victoria de Presidente Perón negó ayer que exista un distanciamiento con el oficialismo comunal y aseguró que su espacio “seguirá trabajando a la par” del gobierno de Aníbal Regueiro.

En este contexto, valorizó el plan de obras públicas que comenzará a llevarse a cabo en los próximos meses con financiación del Gobierno nacional y la labor del mandatario municipal a la hora de “gestionar recursos”.

“Las obras conseguidas tienen mucho ver con el trabajo de Regueiro y son claves para un distrito con tantas postergaciones como éste”, indicó el edil al tiempo que enseguida aseguró que le harán “muy bien a un pueblo joven como el de aquí” que tiene “expectativas de crecer” y contar en un futuro “con un parque industrial propio que pueda generar más trabajo”.

Respecto a los presuntos fines electores en los que –según se acusa desde la oposición- están enmarcados los fondos destinados por el oficialismo al conurbano para obra pública, Grassi remarcó que si bien “es imposible negarlo” no “debe perderse de vista que lo importante es que lleguen”.

“En toda gestión hay algo de eso y esta no es la excepción. No puedo esconder cuestiones que son obvias, todo el mundo hace política y su propia propaganda, pero más allá de eso lo fundamental es que beneficiarán mucho a nuestro distrito”, resaltó.

Semanas atrás el hombre que responde políticamente al actual presidente del Cuerpo y ex candidato a la intendencia con la boleta del Partido de la Victoria, Germán Wibratt, rompió la calma estival denunciando la existencia de una movida del PJ y el Bloque Evita para remover a su jefe político.

Sin embargo, días después el propio Wibratt salió a calmar los ánimos, minimizó las declaraciones de Grassi y aclaró que la alianza con el oficialismo se mantenía intacta.

Consultado sobre “el estado de las relaciones” en el Concejo, el edil confió que “existen diferencias políticas” pero aseveró que “se mejoró mucho en el último tiempo”.

“Se está realizando un gran trabajo y comenzar a tener reuniones de labor parlamentaria ayudo mucho a eso porque allí podemos desmenuzar los temas y llegar con todo definido al recinto”, indicó para poner paños fríos al debate que se había suscitado tras sus dichos a este medio.

Y sentenció: “Afortunadamente estamos abriendo el Concejo a la comunidad y pudimos desarrollar una actividad muy fuerte en las escuelas. Siguen existiendo las diferencias pero nuestro compromiso sigue siendo el inicial: acompañar sin poner palos en la rueda”.

Comentá la nota