Para Gran Bretaña, Argentina es “clave” en el G-20

El Foreing Office calificó a nuestro país como "una de las principales economías emergentes". Críticas elípticas al proteccionismo de Estados Unidos.
La Argentina tiene por delante "un papel clave" en la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20) prevista para el 2 de abril en Londres, afirmó el canciller de este país, David Miliband, en un mensaje enviado hoy al país, al que calificó como "una de las principales economías emergentes".

El mensaje fue leído por la nueva embajadora del Reino Unido en la Argentina, Shan Morgan. Durante un almuerzo ofrecido a periodistas de diferentes medios,la diplomática enfatizó la gravedad de la crisis, al afirmar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) "ya revisó cuatro veces hacia abajo sus pronósticos de octubre pasado".

En tal sentido recordó que la reunión Cumbre fue bautizada "trabajo, estabilidad y crecimiento" y que su propósito es la coordinación de políticas "para que el salvataje de un país no sea el hundimiento de otro y, en tal sentido, fustigó, elípticamente, el plan de salvataje aprobado recientemente en los Estados Unidos por su inclusión de la cláusula de "compre nacional" denominada "buy american".

La embajadora destacó el valioso aporte de la Argentina en los cuatro grupos de trabajo preparatorios de la Cumbre “la calidad de diálogo con las autoridades argentinas ha sido formidable" por lo que se han establecido firmes coincidencias en temas como la reforma del FMI y la cuestión de los "paraísos fiscales".

En la Cumbre de Londres los estados integrantes del G-20 se plantean ir mucho más allá de lo conversado en noviembre pasado en la Cumbre de Washington. En esa ocasión, en la capital estadounidense los debates se centraron en la cuestión financiera, cosa que ahora se pretende superar para ir al fondo de los problemas que incluyen la crisis de la economía real.

Como parte de ello, para esta ocasión se ha ampliado la participación del G-20, España, los Países Bajos y la Unión Europea (UE) con representes de los bloques del NEPAD (África) y ASEAN (sureste asiático), lo que, en conjunto, analizarán la "cooperación macroeconómica global", las "resistencias a las políticas proteccionistas" y "los principios y prioridades para la reforma de las instituciones financieras internacionales".

Los países a reunirse el 2 de abril en Londres representan el 85 por ciento del Producto Mundial Bruto (PMB) y padecen la mayor crisis del sistema capitalista desde su existencia, por su extensión y profundidad, incluidas las dos mayores, las desatadas en 1873 y 1929, como así también de las varias crisis menores registradas en las últimas tres décadas.

En este marco diversos países, entre ellos los Estados Unidos y varios europeos han adoptado ya medidas que apuntaron a la cuestión financiera. En el caso del RU, las cuestiones centrales pasaron por "proteger a las personas y sus ahorros evitando el colapso del sistema bancario", "ayudar realmente a las familias y empresas ahora para sustentar la economía", "apoyar el crédito bancario a las familias y empresas", e "invertir para la recuperación y preparar al país para las nuevas oportunidades y retos de la globalización".

Comentá la nota