Para el Gobierno, los paros docentes son una estrategia de “campaña” política

Tal como días atrás desde el Ministerio de Salud provincial acusaran a ATSA de convocar a un paro hospitalario motivado por intereses políticos, el Gobierno ve también en las huelgas docentes una estrategia de “campaña” impulsada por distintos referentes partidarios.
Luego de que los seis sindicatos del sector anunciaran el viernes un nuevo paro de 72 horas para la semana que viene, la ministra de Educación, Virginia Almará de Colombi, aseguró que el reclamo de los gremios “está teñido de todos los intereses de los candidatos que ya están en campaña”.

Así, la funcionaria puso nombre y apellido a la relación de referentes políticos con algunos gremios. “Detrás de AMET está el senador Canteros (Gustavo), detrás de ACDP está Ricardo Colombi; y Fabián Ríos también tiene su parte de la docencia”, dijo Almará en declaraciones televisivas.

“Tenemos la obligación de garantizar las clases y cumplir con el derecho de los chicos de tener educación”, apuntó también. Cabe señalar que con la próxima huelga de 72 horas, sumarán 8 días sin un normal dictado de clases en tres semanas. En cuanto al reclamo sindical de elevar el básico a mil pesos por medio del “blanqueo” de 350 pesos, la Ministra destacó que “a pesar de que no se aprobó el PAF, que la coparticipación bajó y de la crisis, el presupuesto educativo se incrementó para llegar a un salario mínimo de $1.490”. Explicó que para ello, la Nación aporta unos 200 pesos y la Provincia “250 pesos más sobre su presupuesto”.

“Y ese monto es el aporte de cada correntino”, agregó para cuestionar el blanco de las medidas de fuerza de los gremios docentes. “El aporte más fuerte lo hace la Provincia, y el paro se hace acá cuando es la Provincia la que está haciendo el esfuerzo más importante en una situación de crisis extrema”, dijo. “El docente es el único sector que ha tenido un aumento considerable, y estamos tratando conservar las fuentes de trabajo”, agregó.

Comentá la nota