Para el Gobierno, el paro del campo "no tiene asidero" ni consecuencias

"No se comprende el objetivo", esgrimió el jefe de Gabinete. Y el titular de la ONCCA descartó efectos porque "el mercado está completamente abastecido". Anoche, la Mesa de Enlace anunció que frena la venta de granos y ganado vacuno por ocho días, a partir del viernes.
El Gobierno dice desconocer las razones del paro que la dirigencia rural anunció para este viernes y por ocho días. "No tiene asidero", dijo esta mañana el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. La Mesa de Enlace de las entidades rurales habló de una larga serie de temas sobre los que no obtuvieron respuesta tras el último diálogo, pero el principal detonante fue el veto presidencial a un artículo de la Ley de Emergencia Agropecuaria.

"No se comprende el objetivo de un paro de estas características", manifestó Fernández en referencia al cese de comercialización de granos y ganado vacuno a partir del viernes.

"Al paro no le encuentro asidero. Las medidas que tomamos van en sentido de lo que pidieron ellos en público y privado (por los integrantes de la Mesa de Enlace) y no se comprende el objetivo de un paro de estas características", aseveró el jefe de ministros en declaraciones formuladas al ingresar al Alvear Palace Hotel, donde participa del encuentro convocado por el Consejo de las Américas.

En este marco, volvió a asegurar que el veto parcial a la Ley de Emergencia Agropecuaria "era inexorable" porque se trataba de un aspecto de "imposible cumplimiento", y que esa decisión se tomó "en defensa de los intereses de los argentinos".

Además, el oficialismo intenta bajarle el precio a la medida de fuerza al advertir que no tendrá "consecuencias concretas". El titular de la ONCCA, Emilio Eyras, descartó problemas con los productos que no se comercializarán porque "el mercado está totalmente abastecido.

El funcionario destacó que quienes llevarán adelante la medida de fuerza "representan sólo una parte" del sector y se mostró esperanzado en que "haya algunos cambios" en su actitud.

Además, consideró que "más que un planteo gremial lógico, esto tiene visos de una política destituyente, porque si no, no se entiende".

Comentá la nota