Para el Gobierno, el panorama laboral y social es complejo

Para el Gobierno, el panorama laboral y social es complejo
Baja de ingresos, incertidumbre sobre los tiempos de la reactivación fabril, cesantías de peones rurales y en el ámbito del trabajo informal. La Provincia busca soluciones que atiendan las cuestiones alimentarias y de salud.
"Vemos un panorama social muy complejo y estamos muy preocupados", dijo la viceministra de Trabajo de la provincia, Alicia Ciciliani, consultada por El Litoral.

La situación social y laboral santafesina fue motivo de un análisis de parte de un grupo de ministros del doctor Hermes Binner en el día de ayer, en el despacho del titular de Gobierno y Reforma del Estado, doctor Antonio Bonfatti.

La retracción del mercado laboral santafesino guarda directa relación con la sequía, que por más de un año asoló al centro y norte del territorio, y por la demora en la toma de decisiones por parte del gobierno nacional respecto de sectores como lechería, granos y carnes. La falta de rentabilidad e incertidumbre en el sector agropecuario ha tenido un impacto fuerte, a su vez, en las fábricas de maquinarias agrícolas y las plantas metalmecánicas. En éstas últimas, también la crisis internacional, que frenó pedidos de equipos e inversiones completas, lo cual agregó su cuota para agravar el cuadro.

Los recursos de los pueblos y de la misma provincia para hacer frente a la creciente pérdida de salario y de puestos laborales son limitados, y desde el gobierno se advierte que cada caso se está analizando en particular.

Recientemente, desde el norte, quienes trabajan en el algodón y en la caña de azúcar han pedido la declaración en emergencia y lo mismo ocurre con el transporte de cargas especialmente con el de cereales. En éste último la capacidad ociosa se ubica en más del 60 por ciento.

Paz social

"Estamos hablando de un universo de unos 10.000 trabajadores que ya han perdido ingresos en el territorio provincial, sea porque no se pagan horas extras, se dejaron sin efecto los premios a la producción o porque los agentes se encuentran suspendidos. Los empleados en esta situación de revista cobran entre 60 y 90% del salario", indicó la funcionaria.

Ciciliani brindó una descarnada síntesis laboral. En el caso de Las Parejas, Armstrong, Las Rosas -ciudades donde las fábricas de maquinaria agrícola se encuentran paralizadas y sin pedidos, y su población actualmente movilizada-, los empleados de las fábricas cobraban entre 3.000 y 4.000 pesos por mes.

"Ahora -refirió la funcionaria- desde el Ministerio de Trabajo se está bregando para que en el caso de los agentes de suspendidos perciban por lo menos el básico, que es de $ 1.800. Esto no resulta sencillo", reconoció la interlocutora.

Ciciliani dijo que a este hecho -reducción de sueldos- se suma a la incertidumbre de no ver, por el momento, un cambio respecto del trabajo de las fábricas. Esto genera inseguridad y afecta la paz social", aseveró la viceministra.

Siempre en el tema de la paz social, Ciciliani se refirió asimismo a otro sector "al que vemos en las marchas que se concretan por distintos motivos, por ejemplo en la zona de Rosario. Hay una caída de más de un 30% en el valor de venta del papel y de cartón y, entonces, para aquellas familias que vivían de esa venta, esta estrategia ya no les alcanza".

Agregó que en los sectores medios, por otra parte, se está prescindiendo del servicio doméstico, y muchos albañiles que participaban de obras de construcciones menores, actualmente se encuentran desocupados.

La funcionaria completó su relato con la desocupación que se observa entre los peones rurales e informó que el martes, en Rafaela, habrá una reunión con la dirigencia nacional de Uatre y la Mesa de Enlace Provincial. "Lo peor lo vemos en el norte como consecuencia de la sequía. En Tostado calculan que unos 600 peones han quedado sin trabajo. En esta reunión consideraremos, con el sector rural, la posibilidad de que estas familias que viven en los campos puedan seguir haciéndolo".

"Entonces, estamos ante un cuadro de complejidad en el mercado laboral con repercusiones sociales", precisó la funcionaria. Indicó que diariamente el gobierno evalúa el tema y se analizan las acciones a seguir. "Estamos permanentemente comunicados con el Ministerio de Trabajo de la Nación y respondemos así a un pedido del ministro Carlos Tomada", indicó.

En proceso preventivo de crisis

Ciciliani informó que al día de hoy existen 79 empresas que habían solicitado la iniciación del proceso preventivo de crisis. Desde el 1º de noviembre, esta medida comprende a 11.000 trabajadores. De este número, el 69% son empresas que corresponden al rubro metalúrgico.

En tanto, 105 empresas han solicitado contar con el Programa de Reconversión Productiva (Repro) del Ministerio de Trabajo de la Nación. De las firmas solicitantes, 49 ya obtuvieron los subsidios del Repro, que comprende a 6.199 trabajadores. Las otras están esperando poder acceder a este apoyo de 600 pesos mensuales por agente. "Además -dijo Ciciliani- tenemos una lista de otras plantas a las que consideramos en dificultades. Estimamos que entre esta semana y la próxima, otras 10 solicitarán el proceso preventivo de crisis",

La viceministra de Trabajo de la provincia destacó "la excelente disposición de los empresarios de solicitar el proceso preventivo de crisis y de evitar por todos los medios llegar a los despidos".

En tanto, al consultársele sobre apreciaciones de los intendentes de que hay cesantías en los pueblos, afirmó que lo sabían y que en general se trata de Pymes o de microemprendimientos o talleres, que no aparecen en las estadísticas porque, en general, se encuentran dentro de la informalidad.

En números

79 empresas pidieron el proceso preventivo de crisis, que comprende a 11.000 trabajadores.

105 firmas han solicitado el Programa de Reconversión Productiva (Repro). Comprende a 8.000 agentes hasta hoy.

Improbable instrumentación de un subsidio por desempleo

Alicia Ciciliani desestimó que desde la provincia pueda llegar a instrumentarse un subsidio de desempleo, tal como lo han planteado en conversaciones mantenidas con la Fisfe.

"Los recursos de Santa Fe van a la ayuda social de los desocupados, a reforzar el sistema alimentario y de la salud pública" y en orden a este concepto informó que la UOM y la CGT plantearon en Rafaela el desfinanciamiento de las obras sociales por la caída de los aportes. Por eso solicitan a los empresarios que los concreten sobre los fondos del Repro que reciben para sus agentes.

La viceministra reiteró el valor que la provincia estaba dando a la asistencia de los Repro, programa que se concreta para el apoyo del empleo. "Los empresarios tampoco quieren despedir pero también sus posibilidades de sostener las empresas se van acabando", precisó.

En cuanto a la complementación con los ministerios de Producción y Desarrollo Social, indicó que en cada caso que se presenta se evalúan en particular las necesidades: cajas de alimentos, compras de productos a las empresas en problemas para hacer frente a la asistencia, en tanto -dijo- que la cartera productiva estaba trabajando en las emergencias solicitadas desde los sectores cañeros y algodoneros del norte perjudicados por la sequía.

"Se gasta sólo para comer"

Fabián Pereyra trabaja en la fábrica Búfalo de Las Parejas. "Vemos muy complicada la situación. Ésta es una localidad netamente industrial y no sabemos cuándo se superará lo que nos ocurre. Hay dos sectores que están enfrentados pero deben encontrar una solución", apeló.

"Las fábricas no tienen pedidos. Estamos haciendo trabajos para que la gente haga algo pero, ¿cuánto tiempo se puede seguir así?", interrogó.

Pereyra dijo que "desde el punto de vista humano, nos sentimos mal. Hay muchos compañeros que habían tomado créditos para consumo, para vivienda, cambio de un vehículo o la compra de ciclomotores. Ahora, solamente pueden gastar lo justo para comer".

"En el pueblo hay tranquilidad pero no sabemos qué pasará: ¿esto durará 15, 30 días más? Hay casos desesperantes. En un momento, Las Parejas tuvo empleo a pleno y vino gente de afuera a trabajar en estas plantas. Si esto no se reactiva, ¿qué hace esta gente?, indicó en un diálogo telefónico.

"No se gasta más que lo indispensable. Empezaron las clases pero nadie compró en insumos escolares, recuperó lo de años anteriores y los arregló. Si esto no arranca pronto, se seguirá así", completó. (El Litoral)

Comentá la nota