Para el Gobierno, el 85% de las obras se acelerará con licitaciones abreviadas

El porcentaje surge de una estimación en base a proyectos de hasta $ 2 millones ejecutados en 2008. No hay listado 2009.
El Gobierno dice que el 85% de la obra pública prevista para este año se acelerará si la Legislatura le da el visto bueno al proyecto de ley de "licitaciones abreviadas". La polémica iniciativa, resistida por la oposición, apunta a que el Estado provincial y los municipios puedan hacer infraestructura por menos de $ 2 millones sin llamar a concurso público. En pleno año electoral, el Ejecutivo pretende inaugurar muchas obras pequeñas en toda la provincia.

Esta semana el Gobierno tiene previsto volver a la carga para persuadir a la oposición parlamentaria de que cambie de postura y le apruebe el proyecto, que considera clave para su gestión. Y para defender la ley, en diálogo con Los Andes, el ministro de Infraestructura, Turismo y Transporte, Francisco Pérez, afirmó que "aproximadamente el 85% de las obras previstas cuestan menos de $ 2 millones, por lo tanto, si la ley sale podríamos hacer en menos tiempo", dijo.

El 15% restante son grandes, que de sancionarse la ley, seguirán haciéndose por el mecanismo de licitación pública que está previsto en la ley de Obras Públicas (4.416). Entre ellas se encuentra el metrotranvía y el hospital de Las Heras, dos obras que la actual gestión quiere mostrar como estandarte.

El porcentaje del que habla el Gobierno es una estimación, respecto a las obras de menos de $ 2 millones que se hicieron en 2008, ya que el ministerio aún no ha estimado cuántas ejecutará este año. Tampoco se tiene en cuenta el impacto de la inflación en los costos totales de obra.

En 2008 el Ejecutivo comenzó 250 obras chicas, entre las que están incluidas las direcciones de Infraestructura escolar, Hidráulica, las obras viales y las que dependen directamente del ministerio que dirige Pérez. En esa cuenta no están incluidas las viviendas y la infraestructura presupuestada por el Departamento General de Irrigación.

"Para mí es crucial que se apruebe esta normativa; la ley propone contratación pública y hay que dejar en claro que lo que se busca es agilizar el sistema", sostuvo el ministro.

La iniciativa es fuertemente cuestionada por los bloques de la oposición en Diputados porque entienden que al reemplazar el proceso de licitación pública por "contratación directa o licitación privada", se elimina la transparencia en el proceso.

El Gobierno, en cambio, sostiene que esa excepción agilizará los pasos en el proceso desde que se toma la decisión de hacer la obra, hasta que se construye. Los plazos que hoy se manejan, de acuerdo a un informe que hizo el Confe (Consenso Federal, el partido de Julio Cobos) y que fue publicado por este diario hace dos semanas, son de 240 días. El Ejecutivo concuerda con ese número y afirma que con la ley podrá reducir ese plazo considerablemente.

"Con la ley y algunas resoluciones que saquemos desde el ministerio podremos estar comenzando una obra luego de 144 días", adelantó Pérez.

Ese número fue refutado por la oposición. El diputado cobista Alexandre Maza explicó que el proyecto "sólo reduce 15 días" , que es el tiempo que lleva la licitación pública. "Los otros plazos que han retocado no influyen en el proceso. Le ponen tiempos al Racop (Registro de Antecedentes de Obras Públicas) pero no funciona, por lo tanto, no afecta a los plazos", sostuvo el legislador.

El no funcionamiento del Racop fue denunciado la semana pasada por el diputado Roberto Blanco de la Concertación Plural.

Pérez admitió que sólo hay 3 empresas anotadas en este registro que se utiliza para tener un control cruzado y de calidad de las empresas que contrata tanto el Estado provincial como los municipios.

"Para que haya trabajo"

El debate en torno a este proyecto marcó otro hito esta semana cuando el gobernador Jaque cargó contra los diputados que se niegan a aprobar la norma: "Si los legisladores no nos acompañan, cada uno de ellos deberá explicar a la gente por qué no tiene trabajo".

El argumento de que con la ley, habrá más trabajo generado por la reactivación de la construcción fue repetido por Jaque y por su entorno en todas las apariciones públicas que tuvieron. Y, por si quedan dudas, en el Ejecutivo ofrecen esta ecuación: "Hemos calculado que casi 7 personas trabajan por casa que se construye", reiteran desde Casa de Gobierno.

Pero la oposición se molestó con el embate de Jaque y le respondió con dureza. "Mendoza siempre se ha caracterizado por tener controles, no vemos por qué ahora tenemos que resignarlos", dijo el jefe de la bancada radical en Diputados, Mariano Ficarra.

En la misma sintonía, el presidente del bloque del Confe, Andrés Marín, apuntó contra Jaque. "El Gobernador está acostumbrado a echarle la culpa a otro por todo. Nos echa la culpa por la inseguridad, sale la ley de Emergencia y se olvida de publicarla", lanzó el diputado, en relación a la prórroga de la ley de Emergencia en Seguridad que fue publicada cuando ya se había vencido la primera ley.

En tanto, el presidente de la bancada demócrata, Alberto Sánchez, dijo ofuscado: "Hay que tomar las declaraciones como de quien vienen. El Gobernador tiene el mismo nivel de gestión que para hacer declaraciones".

¿Luz verde?

El oficialismo volverá esta semana a la carga con el tema. Por eso, según confió el presidente del Bloque de Diputados, Jorge Tanús, intentarán sumar la mayor cantidad de sugerencias posibles de los bloques opositores y especulan con el apoyo del PD para ganar la votación.

Tanús ya hizo una primera concesión frente a la iniciativa que había sido enviada por el Ejecutivo y rechazada por la oposición a principios de año. El proyecto original pedía que el Estado provincial y los municipios pudieran evitar las licitaciones públicas en las obras de menos de $ 7 millones. Como las bancadas opositoras lo rechazaron, Tanús bajó la cifra a $ 2 millones.

También el proyecto del legislador oficialista pone plazos a los organismos de control para agilizar los trámites administrativos. Pretende que en 15 días se pronuncie el Racop y que el Consejo de Obras Públicas lo haga en 10 días.

"Tenemos esperanza de que el proyecto salga aprobado si los demócratas nos acompañan", condicionó Tanús.

Descartado el aval del Confe y la UCR, el oficialismo suma votos del Peronismo en la Concertación, algunos monobloques y apuesta a que el PD también respalde la iniciativa. Para eso, negocia con los demócratas un proyecto en donde las excepciones de montos que plantea el Gobierno sean más bajas para los municipios porque $ 2 millones, según dice la oposición, cubre la pauta total de gastos de muchas comunas y por lo tanto "un intendente podría asignar a una misma empresa toda la obra pública", sospechan.

"Estamos viendo el proyecto; hay que trabajar sobre montos y algunos plazos", dijo Sánchez, abriendo una esperanza al oficialismo.

Comentá la nota