Para el Gobierno los gremios "no quieren entender la realidad"

El Ejecutivo criticó la "persistente postura" de los sindicatos. Fue tras el fracaso de la reunión de ayer. Reiteró que no hay fondos para pagar los salarios en tiempo y forma. Y que los trabajadores no serán variable de ajuste en el marco de la crisis.
USHUAIA.- El ministro de Gobierno, Guillermo Aramburu, se refirió a las "distintas visiones" de la realidad provincial que tuvieron ayer los gremios estatales durante la reunión que mantuvieron con la gobernadora Fabiana Ríos-

El funcionario recordó que el encuentro se concretó "a instancias de la mandataria para profundizar el diálogo con los distintos actores", y si bien "en un primer momento fue pautada por separado con cada uno de los gremios, a pedido del SUTEF fueron recibidos en conjunto, a excepción los representantes de UPCN".

Agregó que "el objetivo fue manifestarle a los gremios la grave situación económica que atraviesa la Provincia, y que derivó en un pago de sueldos menor a lo usual en cuanto al fraccionamiento".

Aramburu remarcó que "esto trajo aparejada distintas visiones manifestadas por los sindicatos".

En primer lugar "la persistente postura de no querer entender la realidad económica que atraviesa la Provincia en el sentido de que no hay dinero para poder afrontar la totalidad de los haberes". Y en segundo término "los esquemas de salida de esta situación en cuanto a la variable de ingresos, ya que ha sido manifestada por la gobernadora en más de una oportunidad que la solución no será a costa de bajas salariales, despidos o ajustes que pasen por los trabajadores".

Analizó que cada sindicato "tuvo reacciones distintas" y en ese sentido apuntó que "ATE en particular se ofendió y retiró diciendo que se los acusó de haber cometido un ilícito, cosa que no fue así".

Dijo sobre ello que "lo que se comentó fue a instancias de un planteo que ellos mismos habían hecho, en referencia a la toma de la delegación del Ministerio de Educación en Río Grande a lo largo de 55 días, y que luego de hacer entrega a las autoridades de Educación del edificio se advirtieron faltantes de los que se dejaron constancia certificada", tras lo cual "se presentó la denuncia ante la Justicia porque obviamente son bienes públicos, bienes del Estado. No se los trató de ladrones como salieron a decir".

En relación al pago escalonado de salarios en una menor proporción que meses anteriores, el ministro admitió que "es absolutamente legítimo llevar a cabo las medidas de fuerza que consideren", pero observó que "se ha hecho hincapié en la responsabilidad que tienen tanto las autoridades gremiales como los empleados públicos en general, ya que el hecho de realizar la medida de fuerza no hará aparecer el dinero para cancelar la totalidad de los sueldos y solo resiente el servicio público y afecta a la comunidad en general".

"Es decir que se les pidió responsabilidad, pero obviamente, se va a respetar el legítimo derecho que quieren ejercer", aseveró.

En tanto, el secretario general de UPCN, Walter Pujol, manifestó que "nos estamos llevando todos los números que maneja el Poder Ejecutivo para poder analizarlos", y valoró que "la reunión fue en buenos términos ya que estamos viendo los números que realmente nosotros no teníamos".

El sindicalista expresó que "obviamente creemos que el trabajador tiene derecho a cobrar su sueldo si es que lo ha trabajado, y no estamos de acuerdo con esta manera a pesar de las inclemencias dinerarias que tiene la Provincia", por lo cual "vamos a tomar una decisión seguramente el día lunes sobre las medidas que adoptaremos o no".

"Si bien tenemos la promesa del Ejecutivo de no realizar ajustes con los trabajadores, también tenemos la esperanza de que el dinero que están esperando llegue y se pueda pagar mucho antes del tiempo establecido por el cronograma", concluyó Pujol.

Comentá la nota