Para TGN, el Gobierno se excede con la intervención

La energética argentina Transportadora de Gas del Norte (TGN), dijo que la decisión del Gobierno de intervenir la firma excede su facultad y no ayuda a garantizar la calidad del servicio que presta.
El mes pasado, el Gobierno decidió intervenir TGN luego de que la compañía se declarara en cesación de pagos, por entender que la débil situación financiera de la firma ponía en peligro la provisión del servicio público.

"Sólo el Poder Judicial (...) puede disponer en casos extremos la intervención y coadministración de una sociedad", dijo TGN en un comunicado.

La intervención "carece de fundamento" y "no coadyuva al propósito enunciado de preservar el servicio público", agregó.

Una semana después de ser intervenida, el funcionario designado para controlar la firma presentó una denuncia ante la justicia por presuntas irregularidades en los libros de actas en los que se declaró la cesación de pagos de la deuda, lo que enturbió aún más la situación.

TGN rechazó la denuncia judicial al asegurar que "reafirma la absoluta transparencia y razonabilidad del proceso que la llevó a postergar el pago de sus obligaciones financieras y niega por falsas las versiones que refieren a una supuesta adulteración de los libros de actas".

La intervención del Gobierno en TGN , dedicada al transporte de gas natural por tuberías de alta presión en el centro y norte de Argentina, se dispuso por 120 días.

El principal accionista de TGN es Gasinvest, sociedad conformada por TecGas N.V., Compañía General de Combustibles, Total Gas y Electricidad Argentina -filial de la francesa Total - y Petronas Argentina , que posee el 56 por ciento del capital.

Blue Ridge Investments tiene el 24 por ciento de la sociedad y el restante 20 por ciento se negocia en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

La empresa ratificó el miércoles su plan de inversiones, de 218 millones de pesos (62 millones de dólares) para los próximos tres años.

Comentá la nota