Para el Gobierno, la discusión de los DNU "no se puede judicializar"

El Gobierno salió ayer a defender la remoción del presidente del Banco Central Martín Redrado y a criticar la judicialización del conflicto.
Antes de conocerse que la jueza federal María José Sarmiento había hecho lugar a una medida cautelar pedida por la oposición para impedir el uso de reservas del Banco Central para el Fondo del Bicentenario, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió a decir que "no se puede judicializar" la discusión por los decretos de necesidad y urgencia.

Más tarde, cuando se habían conocido además el fallo que repuso a Redrado en la presidencia del Central, el propio Fernández y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, anticiparon que el Gobierno apelaría esas decisiones.

Hacia la noche, la situación derivó en un absurdo. El Gobierno decía que no podía presentar la apelación porque no encontraba a la jueza.

"Estamos frente a una situación ridícula. Buscamos a la jueza pero no la encontramos, le pedimos a la Policía Federal que la busque para que le de al Estado la misma posibilidad que a Redrado", contó Aníbal Fernández. en una entrevista televisiva. "El título de esta novela se tendría que llamar 'jueza de feria, se busca", enfatizó.

La base conceptual con la que el Gobierno cuestionó a la jueza había sido mencionada por Fernández. "Hay una ley, la 26.122, que fue votada por el Congreso de la Nación, para ordenar los DNU; desde la reforma del '94 los DNU tienen carácter constitucional", explicó el funcionario. Y agregó: "Se pueden rechazar los DNU, pero quedan a salvo los derechos adquiridos, es un tema entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, no se puede judicializar", insistió.

También Randazzo, defendió ayer la creación del Fondo del Bicentenario.

El funcionario criticó a la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió y a los legisladores radicales Gerardo Morales y Ernesto Sanz, al recordar que integraban la Alianza UCR-Frepaso cuando ocurrió la crisis económica y social de 2001.

"Lo que hay que tener en cuenta es cuál ha sido la decisión de la Presidenta con el Fondo del Bicentenario. Es una decisión de política económica. Parece paradójico que los que llevaron al país a niveles de endeudamiento histórico se quejen en la actualidad", dijo Randazzo.

Así, al Gobierno se le fue el día con un duro revés judicial y sin poder contraatacar.

Comentá la nota