Para Gobierno, la adhesión fue del 34,1%

La Secretaria de Educación informó que se registró un dispar acatamiento en los diferentes establecimientos educativos. Aseguró que en algunos la adhesión a la medida fue alta pero en otros colegios no se percibió. Del Corro interpretó que "la comunidad está, mayoritariamente, reaccionando de otra forma frente a una modalidad de protesta tan agresiva".
Autoridades del Ministerio de Educación informaron que el paro docente que se llevó a cabo ayer tuvo un nivel de adhesión del 34,1 % en toda la Provincia, aunque con acatamiento dispar en los diferentes establecimientos educativos, teniendo en cuenta que en algunos de ellos se registró un alto acompañamiento a la medida de protesta, mientras que en otros colegios no se percibió.

La secretaria de Educación Amanda Del Corro informó que "tras el relevamiento efectuado en los establecimientos educativos de Ushuaia y de Río Grande, tenemos un 34,14 % de adhesión a la medida de fuerza", lo que indicaría, a su entender, que "la comunidad está, mayoritariamente, reaccionando de otra forma, frente a una modalidad de protesta tan agresiva".

Así, la funcionaria lamentó que "en Tierra del Fuego tengamos otro día de huelga docente, que se extiende hasta el martes, toda vez que es una medida que impacta en el proceso de enseñanza aprendizaje de los alumnos", aunque aclaró que "sigo pensando que en cierta forma es un reclamo justo del sector, porque se ha pagado nuevamente en forma escalonada". A pesar de ello, señaló que "una medida de suspensión de actividades para los chicos y adolescentes en las escuelas debiera analizarse en el contexto de lo que ya se ha anunciado como situación crítica en lo económico y financiero, y la imposibilidad del Estado de pagar en una sola vez".

Finalmente, Del Corro dijo que "me parece que hacer un nuevo paro, a esta altura del año, y cuando todos somos conscientes de que hemos tenido un proceso bastante irregular, debiera repensarse, como medida de manifestación de protesta", y destacó la necesidad de que se encuentre una medida de protesta por incumplimiento del pago de salarios, "que no afecte a los chicos y docentes que sí están comprometidos con las escuelas y sostienen su actividad, lo mismo que a los padres que tienen la expectativa de que se termine un ciclo lo más normalmente posible en estas circunstancias".

Comentá la nota