Para el Gobernador llegó el "momento de la reflexión".

El primer mandatario, rodeado por su esposa y colaboradores, aceptó el resultado de las urnas y llamó a los ganadores a trabajar en conjunto.
Celso Jaque sostuvo anoche que "llegó el momento de reflexionar", al aceptar la derrota que sufrió el justicialismo mendocino en las elecciones de ayer y recordó que le quedan dos años y medio de gestión "en los que hay que trabajar firmemente para solucionar los problemas que tiene la Provincia".

Jaque agradeció a todos los mendocinos por la fiesta cívica de ayer y remarcó que no hubo mayores inconvenientes en el desarrollo de los comicios, "donde los ciudadanos de la Provincia se han expresado libremente como corresponde y a conciencia".

En una declaración, que formuló cerca de las 23 en el tercer piso de la Casa de Gobierno acompañado por su esposa y de todos sus colaboradores con excepción de la ministra de Desarrollo Humano y Familia, Silvia Ruggeri, que se encontraba en el búnker peronista de calle San Lorenzo, y de los secretarios de Cultura y de Deportes, Ricardo Scollo y Beatriz Barbera, el Gobernador felicitó a los que a partir de ahora "tienen la responsabilidad dada por las urnas" y les pidió el "acompañamiento en muchos temas en los que tendrán que trabajar juntos a partir de que asuman su nueva tarea legislativa".

Después de sostener que el Gobierno garantizó los comicios, indicó que "como buena persona democrática que soy, he escuchado a las urnas que han hablado con el resultado que surgió y, por lo tanto, seguiremos mañana trabajando para resolver los problemas de los mendocinos".

En lo referido al análisis políticos afirmó que, como gobernador de la provincia, comenzará a reflexionar a partir de ahora sobre todos los resultados.

"Obviamente uno no puede desconocer los resultados y por lo tanto es un tiempo de reflexión que de ninguna manera significa que no sea un momento en el que uno deja de gobernar. Mañana seguiremos gobernando como corresponde y dado que estamos en un período de reflexión, es lo único que puedo decirles", dijo y se retiró sin contestar preguntas.

El Gobernador insistió luego en sus felicitaciones a los adversarios políticos y les pidió trabajar en función de los mendocinos.

Recordó que todavía le quedan dos años y medio de gestión, por lo que su responsabilidad no disminuye para nada.

"Como siempre he sostenido, soy de los que siempre responde en función de lo que las propias urnas hablan. Y soy respetuoso de los resultados de los mendocinos por lo que de ninguna manera podría entrar a decirles hoy que éste es un resultado que no debe ser escuchado.

Va a ser escuchado por este gobernador como corresponda. Les pido a ustedes que sepan entender que a partir de ahora, desde lo político, como gobernador, ingreso en un período de reflexión e insisto que de ninguna manera implica que no tenga que seguir trabajando debido a que los problemas de los mendocinos son muchos y lo seguiremos haciendo, pero debo tener la oportunidad de reflexionar", terminó Jaque.

Comentá la nota