Para Giustiniani, el 28 de junio se termina la escribanía en el Congreso

El senador y candidato a renovar su banca por el Frente Progresista, Cívico y Social, evaluó el escenario que dejarán los comicios legislativos. "Creo que va a haber un castigo en las urnas al Gobierno y que van a estar obligados a sentarse y consensuar políticas", dijo.
Quedan 15 días para concurrir a las urnas y elegir a los legisladores nacionales que representarán a la provincia en el Congreso. "Se terminó el parlamento disciplinado", auguró el senador y candidato a renovar su banca, Rubén Giustiniani.

El 28 de junio "va a haber un castigo en las urnas al Gobierno", anticipó el legislador. Y agregó que con la nueva conformación del Congreso, desde la administración central "van a estar obligados a sentarse y consensuar políticas".

"Veo un Congreso diferente, mejor, con más peso de la oposición, y donde vamos a poder sancionar mejores leyes", expresó. En tal sentido, planteó como pasos legislativos necesarios la derogación de los superpoderes y la sanción de una nueva ley de coparticipación federal, más equitativa y que no perjudique a las provincias, amén de que se cumpla con la actual, que dispone distribuir el 34 por ciento de los recursos, algo que no se lleva a la práctica.

También fustigó al Gobierno K por el "el frenazo que le puso a la economía nacional el conflicto agropecuario". Dijo que "no sólo golpea la sequía y la crisis, sino que la soberbia" generó la retracción del empleo en las principales ciudades de la provincia.

Al final, el candidato del Frente Progresista, Cívico y Social destacó la necesidad de que todos los postulantes a ocupar una banca discutan proyectos y políticas.

Sobre los guarismos que marcan el termómetro de los posibles resultados electorales del 28 de junio, dijo "estamos con encuestas que nos dan que estamos ganando y que (sobre) cuatro indecisos, 3 están buscando al Frente. Estamos analizando el escenario a través del triunfo del Frente Progresista en Santa Fe", dijo.

Comentá la nota