Para Garaventa la interpelación al Intendente no concluyó nada sino que fue el inicio de la investigación

El miércoles pasado, el Concejo Deliberante de General Alvear se reunió en Comisión para analizar la documentación solicitada al Ejecutivo en la sesión especial realizada con motivo de la interpelación al Intendente Gustavo Marcos por la redistribución de partidas del presupuesto.
Estuvieron presentes los concejales Garrocho, Ruiz y Artola del Frente Justicialista para la Victoria, Fernández, Paternostro y Díaz del PJ Lealtad Peronista, Garaventa de la Coalición Cívica y Díaz Villaverde de la UCR, además del Secretario de Gobierno de la Municipalidad, Jorge Mollica y la Directora de Presupuesto, Melina England. El Presidente del cuerpo deliberativo, Jorge Fondado, se hizo presente más tarde.

De acuerdo a los trascendidos, en la reunión se habían producido fuertes discusiones entre el edil de la CC, los concejales oficialistas y el Secretario de Gobierno, que culminaron con la "intempestiva" retirada del recinto de Garaventa.

Consultado por La Mañana, el concejal Diego Garaventa afirmó las versiones y comentó que uno de los motivos causales de su retirada "impulsiva" fue que "la reunión derivó en discusiones intrascendentes de las que no quería participar". Uno de los temas de la discusión habría sido el plazo de análisis de la documentación de la rendición de cuentas que tuvieron los ediles, cuestiones que para Garaventa "ya estaban debatidas".

Además informó que los funcionarios no llevaron la documentación exigida por el voto de todos los concejales en la sesión de la interpelación (los expedientes completos de los decretos firmados por el Intendente para redistribuir partidas) "porque no existe".

"Los expedientes no existen, tampoco existen los informes de contaduría que se deben realizar para informarle al Intendente que hay una partida en exceso y que se debe compensar. El reglamento de Contabilidad obliga a hacer un informe para que el Intendente haga las cosas por vía legal", explicó el concejal.

Agregó que el Secretario de Gobierno le respondió que los informes de contaduría no existen porque las chicas que trabajan allí se ven todos los días y no necesitan escribir nada.

Según Garaventa, una vez reconocido por el Ejecutivo que se firmaron los decretos sin facultades para hacerlo, ahora se debe conocer cuál ha sido la magnitud de estas acciones erróneas. "En el discurso del Intendente queda expresamente dicho que ellos sabían desde abril que las cosas estaban mal. Le aconsejaron que lo manden al Concejo a ver si pasaba", agregó.

Para el edil, no era electoralmente favorable reconocer el error antes de los comicios, pero agregó que aunque sea deberían habérselo comunicado a sus propios concejales y no actuar "de mala fe".

La suspensión del Intendente

Consultado sobre los rumores circulantes del posible pedido de suspensión para el Intendente, Garaventa los negó rotundamente. "En caso de que se suspenda al Intendente tiene que haber una investigación mucho mayor. Generalmente se da en el marco de una solicitud de juicio político para lo que se necesitan los dos tercios del cuerpo. Además una suspensión en el ejercicio de las funciones del Intendente tendrían que ir de la mano de una causa penal, donde efectivamente se lo impute de algún delito. Y no estamos ni cerca de eso", explicó.

Respecto a la gravedad de las acciones del Intendente y si se merecen alguna sanción como las antes mencionadas, el concejal dijo que ellos ni siquiera conocen la magnitud pero que continuarán investigando hasta saberlo. "Ya sabemos que el Intendente se excedió en sus facultades. Y cabría la posibilidad de que si está fuera de la Ley, sea una malversación de fondos, ya sean diez, cien o mil pesos los redistribuidos", manifestó.

Para Garaventa la interpelación no concluyó nada, como quieren hacer parecer los "voceros del Ejecutivo", sino que recién están iniciando la investigación. Agregó que desde el oficialismo se intentó disfrazar la interpelación como un juicio, dándole un sentido diferente.

"Me disgustaría mucho que se esté dilatando la cuestión para llegar al 10 de diciembre sin tener nada. Si observamos alguna maniobra dilatoria la vamos a denunciar", sostuvo.

El jueves sesiona el HCD

De acuerdo a lo informado por Garaventa, el jueves por la noche sesiona el Concejo Deliberante. Allí presentarán el dictamen realizado por ellos con la información recabada y se decidirá si el Concejo aprueba o no la consulta formal al Tribunal de Cuentas de la Provincia.

"Todo esto lleva tiempo. Acá no se ha terminado nada. Hay que ir hasta las últimas consecuencias para que no quede sólo en una denuncia sino que se compruebe. Pero en cierta manera está comprobado porque no está la documentación y reconocieron su error en la sesión", manifestó.

En el orden del día de la sesión del jueves figura un expediente solicitando la ampliación del presupuesto, lo cual para el edil de la Coalición es una buena señal ya que "a partir de la denuncia comenzaron a mandar las cosas al Concejo para ser tratadas como corresponde".

Garaventa comentó que se comunicó posteriormente con el concejal Fondado, quien está de acuerdo en que se debe presentar toda la documentación.

Comentá la nota