Para garantizar el mínimo a los docentes, la Provincia aporta más plata que Nación

Aunque se presenta como un otorgamiento generoso del Gobierno nacional, el verdadero y real aporte de fondos lo hace la administración provincial.
De la caja K seguirá saliendo la misma cantidad de plata que a diciembre del año pasado, es decir 200 pesos. La insostenible contradicción de los gremios que aceptan la paritaria nacional pero lo mismo van al paro y la "trampita" de la que se valen para no caer en la ilegalidad que podría echar por tierra los beneficios obtenidos.

El kirchnerismo es avezado en este tipo de cuestiones. Realiza anuncios rimbombantes y luego, o no los concreta (casos hay miles, pero los más recientes son los planes para reactivar el consumo) o los termina mostrando como logros exclusivos cuando en realidad son saludos con sombrero ajeno.

Este es el caso de la reciente decisión de elevar el mínimo docente a $1.490, monto al que arribarán todos los maestros del país, pero sin que la Nación desembolse un sólo peso más de lo que ya pagaba a diciembre del año pasado.

En Corrientes, según confirmó a este diario de fuentes gubernamentales, el hecho llega a ser muy notorio y, gracias a los gremios que van al paro pese a aceptar lo negociado en paritarias, escandaloso. Porque mientras los sindicalistas saben que la Nación sólo aporta 200 pesos para llegar al mínimo, misma cifra que en diciembre de 2008, la Provincia deberá erogar 250 pesos por maestro y sin discriminar la categoría y durante todo el año; el Gobierno nacional lo hace solamente del mes tres al doce y a los que estén frente al aula.

Pero la gravedad del hecho no queda ahí. Al haber suscripto la paritaria nacional, los gremios correntinos no deberían realizar ningún paro, puesto que para acceder al mínimo se comprometieron a no realizarlos. Sin embargo, cegados por intereses políticos encontraron un resquicio para una trampita: como el calendario escolar provincial consta de 182 días, tienen dos jornadas de "changüí" para parar sin caer en la ilegalidad que haría caer los beneficios que anunció Nación pero paga la Provincia.

Con todo, los gremios se mantienen en sus trece y según algunas estimaciones, el lunes y martes el paro podría hacerse sentir en Capital mas no tanto en el Interior. Desde el Ministerio de Educación de la Provincia, en tanto, se ratificó que a aquellos que no concurran a cumplir con su obligación les será descontado el día no trabajado.

Con decisiones como éstas, padres y tutores están lejos de no malquistarse con una dirigencia gremial que parece plegada de lleno al año electoral y en franca oposición al Gobierno.

Comentá la nota