Para el fiscal, Miguel no cumplió sus deberes como funcionario público

Quidiello se explayó sobre los fallos del Tribunal de Cuentas.
Una vez más, el fiscal Angel Quidiello fue duro con Abel Miguel: sostuvo que quedó probado el delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público", uno de los hechos por los que se acusa al ex intendente en el juicio oral que ya superó los dos meses.

En una audiencia corta en la que estuvo ausente Miguel, el fiscal basó gran parte de su segundo alegato –el anterior había sido por presunto enriquecimiento ilícito– en los fallos del Tribunal de Cuentas.

Durante su discurso, Quidiello también hizo referencias a "sobreprecios" para algunas obras públicas y a uno de los temas que más debate trajo en instancias anteriores: el uso de fondos no estipulados para el pago a funcionarios.

Fue un largo y pormenorizado detalle de casi todos los años. A la hora de hablar de la intención no dudó: "Tenía conocimiento sobre lo que pasaba. El dolo quedó marcadamente acreditado".

Condena

En definitiva, y sobre el final, pidió que sea condenado por "incumplimiento de los deberes de funcionario público" y "malversación culposa de caudales públicos". Todavía no reclamó por una pena concreta: recién lo hará en una exposición para la que todavía faltan por lo menos dos audiencias.

La próxima será el viernes y la palabra la tendrá Manuel Martín Gutiérrez, el abogado del particular damnificado, que se referirá a los mismos hechos que ayer trató Quidiello.

Para la otra semana, en tanto, será el turno de Darío De Siervo, que defenderá a Miguel de las imputaciones.

Comentá la nota