Para fines de este año se habilitarán en Rosario 281 nuevos edificios

A fin de año Rosario habrá sumado 281 edificios. Ese es el número total de certificados de final de obra que la Municipalidad entregará a lo largo de 2009.
La cantidad viene creciendo desde 2004; sin embargo, para el Colegio de Arquitectos y la Asociación de Empresarios de la Vivienda, esos números representan la "bonanza" que se vivió en el sector de la construcción en los últimos tres años y no da cuenta de la merma de la actividad que aún se sostiene desde el año pasado.

   Los certificados entregados por la Dirección de Obras Particulares vienen aumentando desde 2004, incluyendo siempre edificios multivivienda, con cocheras y locales comerciales en algunos casos, y también de oficinas. Un departamento de un dormitorio en el macrocentro cotiza desde 850 a 2 mil dólares el metro cuadrado, dependiendo de factores como la ubicación, orientación, diseño y amenities.

   En 2004 se habían otorgado 88 certificados, en 2006 creció a 192 y en 2008 fue de 216. Este año, incluida la proyección de los últimos dos meses que restan transcurrir, trepará a 281. En todos los períodos, la mayor cantidad de certificados corresponde a edificios de departamentos, y es ínfimo el porcentaje de los destinadas a oficinas, que tuvieron su momento de mayor proliferación durante la década del 60 y en menor medida en los 70.

Vacas gordas. Para el presidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda, Marcelo Passardi, los certificados que el municipio tendrá entregados a fines de este año no representan para nada la actualidad de la actividad. "Sólo muestran que Rosario está en el final de una temporada de bonanza que se dio hace dos años y con edificios que se construyeron de acuerdo a la visión y al nivel de venta de hace dos años, porque en la mayoría de los casos se trata de torres que fueron terminadas entre 2007 y 2008".

   En ese sentido, apuntó que "esto no da cuenta del parate" que atraviesa la actividad en este momento, y si bien señaló que el sector "está saliendo de la caída abrupta que vivió el año pasado", aclaró que "desde marzo y abril de este año se entró en una meseta que todavía se está atravesando".

   Una visión similar planteó el presidente del Colegio de Arquitectos de Rosario, Aureliano Saruá, quien insistió en el hecho de que estos 281 certificados corresponden "a uno de los períodos de mayor producción que tuvo la ciudad" y son "edificios que se fueron terminando".

   Es más, el profesional señaló que "el año que viene se verá la caída de la entrega de finales de obra, y eso sí dará cuenta de la situación actual, porque incluso hoy hay una gran cantidad de permisos de obra solicitados, pero en muchos casos los trabajos no comenzaron y algunas no comenzarán".

   Para Saruá, el conflicto con el campo y la crisis financiera internacional "marcaron un antes y un después en el sector de la construcción y fueron elementos gravitantes", e insistió en que a partir de allí "se terminó la buena época de los últimos dos o tres años. Antes había escasez de mano de obra y ahora hay un sobrante, y eso tiene un impacto socioeconómico que todavía no se dimensiona".

Repunte. Muchas de las viviendas de los edificios que recibieron este año el final de obra, o lo recibirán en los próximos meses, ya fueron vendidos y en algunos casos están habitados. Varias de esas propiedades todavía están en el mercado inmobiliario, ya sea en venta o en alquiler.

   En ese sentido, el presidente de la Cámara de Empresas Inmobiliarias Rosario (Cadeiros), Javier Grandinetti, consideró que "en las últimas semanas se empezó a notar una reactivación en el mercado con el aumento de las ventas", aunque señaló que "las operaciones se concretan, pero con un tiempo de formalización y de toma de decisiones más extenso en relación a otros años".

   Además, indicó que "hay un incremento en las operaciones donde se consolida un ahorro" y detalló que "en la mayoría de los casos, se trata de montos bajos y medios de inversión". Las operaciones en la gama premium "son las que más tiempo de evaluación llevan".

Comentá la nota